Los aeropuertos gallegos, punto de entrada en la península

ABC
Actualizado:

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el Fiscal Superior de Galicia, Carlos Varela, suscribieron ayer un «Protocolo de actuación institucional sobre la adopción de medidas de prevención, investigación y tratamiento a las mujeres víctimas del tráfico de personas con fines de explotación sexual», que dotará a la Comunidad de instrumentos que garanticen «una adecuada asistencia para este tipo de esclavitud moderna».

De este modo, según especificó Varela, se trata de subsanar las lagunas detectadas, puesto que algunas de las víctimas no acudían a testificar en el juzgado para favorecer las pruebas de cargo. Por su parte, el titular autonómico agregó que la idea pasa por agilizar los beneficios de las mujeres que sí colaboren con su testimonio a «erradicar esta lacra». En base a la legalidad vigente, se les concederá el permiso de residencia en caso de encontrarse en situación irregular; se les reconocerá una serie de derechos asistenciales; asistencia psicológica, seguridad, protección y asistencia jurídica.

Un informe policial revela que parte de las rutas usadas por los traficantes para el transporte de sus víctimas tiene como punto de entrada en la península los aeropuertos gallegos, lo que ha provocado un aumento en el control de los vuelos.