Imagen de la hoja parroquial con la fotografía de la polémica
Imagen de la hoja parroquial con la fotografía de la polémica
Polémica

Dos actores porno acaban por error en una hoja parroquial de O Grove

El párroco buscó en Internet una imagen de incomunicación en la pareja que pudiese ilustrar su artículo sobre el diálogo en el matrimonio. «Llevo 28 años editando la hoja parroquial y nunca había llegado a tanta gente», lamenta el sacerdote, sorprendido por la repercusión de esta «anécdota»

SantiagoActualizado:

En el número 704 de la publicación de las parroquias de San Martiño y San Vicente de O Grove (Pontevedra) don Antonio quiso hablar a sus feligreses de la importancia del «tiempo de calidad» y de la escucha atenta entre los cónyuges, pero la imagen escogida para ilustrar su artículo ha dejado en un segundo plano su mensaje y catapultado la hoja parroquial a medios de todo el mundo. «Me recuerda aquello que tus padres te decían de pequeño cuando te daban un libro y tú sólo mirabas los dibujos... 'No miras más que los santos', te decían», dice el párroco sobrecogido por la insólita repercusión que ha tenido la imagen escogida por él mismo tras una inocente búsqueda en Internet de instantáneas sobre incomunicación entre las parejas. El tema, «el diálogo y la comunicación en la vida familiar», expone el sacerdote, se imprimió acompañado de una foto de un hombre y una mujer visiblemente enfadados. Él mira hacia un lado, ella hacia otro, pero la casualidad quiso que esas dos personas fueran reconocidas como Johnny Sins y Jayden Jaymes, actores de cine para adultos.

«No sabía nada de la identidad de esas personas, pensé que la fotografía encajaba; es que además en la propia imagen aparece sobreimpresa una frase, en portugués, sobre la falta de comunicación frecuente entre las parejas en la actualidad. Lo que parece ser es que muchísima gente sí está metida en el porno», indica con naturalidad don Antonio, que atiende la llamada de ABC entre risas, sorprendido por el interés mediático suscitado por esta «anécdota» y disgustado por la dimensión otorgada. «Llevo 28 años editando la hoja parroquial y nunca había llegado a tanta gente», lamenta.