Vista de la ciudad de Orense, donde se celebrará el juicio
Vista de la ciudad de Orense, donde se celebrará el juicio - EFE
TRIBUNALES

Abusó de un menor, lo grabó con el móvil y se enfrenta a una posible condena de más de 13 años de cárcel

El acusado se ganó la confianza de la víctima a cambio de dinero. Reproducía los vídeos para excitarse

SANTIAGOActualizado:

Abusó de un menor de 16 años, lo grabó con su teléfono móvil para excitarse a solas y ahora se enfrenta a una petición por parte de la Fiscalía de más de 13 años de cárcel por hasta tres delitos. El juicio se celebrará en la Audiencia Provincial de Orense, a puerta cerrada, el próximo jueves, 11 de abril.

Según consta en el escrito de acusación contenido en las diligencias previas, los hechos se remontan a los días 31 de agosto y 1, 2 y 3 de septiembre de 2015, y obedecieron a «un plan preconcebido». El acusado, tras convencer a la víctima para que acudiera a su domicilio, presuntamente «lo persuadió para que se desnudara», «prevaliéndose de la diferencia de edad y entregando al menor pequeñas cantidades de dinero o permitiéndole utilizar un teléfono móvil con conexión a internet». De esta forma consiguió superar las «iniciales reticencias» del menor.

«Con el ánimo de satisfacer sus deseos libidinosos y lascivos, el acusado realizó diversos tocamientos de carácter sexual», prosigue la Fiscalía. «Toda esta actividad el acusado la grabó en su teléfono móvil sin que lo supiera el menor, y posteriormente el acusado a solas reproducía los videos para excitarse y masturbarse».

De acuerdo con el escrito de acusación, el acusado poseía asimismo vídeos de pornografía infantil, que descargaba con su móvil, y que «le servían de motivación para su excitación sexual, unas veces a solas y otras en compañía del menor».

Ansiedad e ira latente

A consecuencia de los hechos descritos, el joven padece «malestar psicológico», que le ha dejado secuelas en forma de «ansiedad» e «ira latente». El acusado permaneció en prisión provisional desde octubre de 2016 hasta julio de 2017, cuando salió de la cárcel en libertad provisional.

La Fiscalía solicita cinco años de prisión por un delito de abusos sexuales a un menor; ocho años por un delito continuado de elaboración de material pornográfico utilizando a un menor; y siete meses por tenencia de pornografía infantil. Asimismo, solicita medidas de alejamiento de la víctima y una inhabilitación especial para el ejercicio de cualquier profesión u oficio, sea o no retribuido, que conlleve contacto regular y directo con menores de edad.