Abreu desvela en La Coruña las claves de su «milagro» en Venezuela

SUSANA GAVIÑALA CORUÑA. Desde hoy y hasta el próximo miercóles se celebran en La Coruña unas jornadas bajo el nombre de «Jovénes orquestas y labor social», organizadas por la Fundación Paideia Galiza

Actualizado:

SUSANA GAVIÑA

LA CORUÑA. Desde hoy y hasta el próximo miercóles se celebran en La Coruña unas jornadas bajo el nombre de «Jovénes orquestas y labor social», organizadas por la Fundación Paideia Galiza y la Asociación Española de Jóvenes Orquestas (AEJO), que ha contado además con la colaboración del Ministerio de Cultura.

La cita ha levantado tal expectación que ha habido que ampliar el espacio donde se desarrollarán las distintas ponencias. Y es que entre los protagonistas hay uno de excepción, José Antonio Abreu, quién además de ser compositor y de haber ostentado el cargo de ministro de Cultura de su país,Venezuela, cuenta en su haber con un gran logro, calificado por muchos como «el milagro», y que recientemente le ha valido en España el reconocimiento con el II premio Don Juan de Borbón de la Música.

Se trata del Sistema Nacional de Orquestas Infantiles y Juveniles, creado hace tres décadas para ofrecer una alternativa a los niños desfavorecidos, tendiéndoles un puente para poder salir de la pobreza. Una iniciativa, que si bien empezó con un puñado de audaces, hoy reúne a 250.000 jóvenes en Venezuela (congregados en 1.000 agrupaciones). Y que ha alumbrado ya al circuito musical internacional nombres tan sobresalientes como el del director Gustavo Dudamel, recientemente fichado como titular de la Filarmónica de Los Ángeles, y la Orquesta Simón Bolivar -que han dirigido batutas como la de Simon Rattle y Claudio Abbado-. Agrupación que realizará una gira por España el próximo mes de enero.

«La iniciativa de celebrar estas jornadas surgió hace un par de años -explica a ABC, José Luis Turina, presidente de la AEJO, y director artístico de la Joven Orquesta Nacional de España (Jonde)-. El objetivo era mostrar el papel de las jóvenes orquestas, más allá de la aportación al apredizaje técnico y musical, y que es su cometido social. Y -añade- el modelo de Abreu en Venezuela es un ejemplo espectacularmente llamativo». Es por esto, que gran parte de las intervenciones girarán durante estos tres días alrededor del Sistema venezolano, «que se ha extendido a varios países en Iberoamérica, y que es bastante conocido en Europa -de hecho algunos músicos de la Filarmónica de Berlín imparten clases en orquestas de Venezuela-, pero algo menos en España».

«La intención -continúa Turina-es diseccionar, desde distintos ángulos, cómo funciona este Sistema, tanto desde el lado de la administración, para lo que contamos con la presencia de la ex-viceministra de Familia y Desarrollo Social de Venezuela y actual cónsul de este país en Bilbao; como desde el profesional, del que hablará Thomas Clamor, trompeta de la Filarmónica de Berlín y fundador del Ensemble de Metales de Venezuela».

Integrar a través de la música

También participan en estas jornadas, moderadas por el periodista y crítico músical, Juan Ángel Vela del Campo, el ex-ministro de Cultura de Colombia, Ramiro Osorio, actual director de Cultura de la Secretaría General Iberoamericana en España, «que nos puede contar cómo fue la exportación del Sistema de Abreu a otros países».

Si bien no es una idea que se pueda exportar totalmente a España, «porque su situación no es comparable con la extrema pobreza que se vive en Venezuela. Sí se pueden extraer algunas lecciones de cómo integrar a los jóvenes con problemas a través de una orquesta de música clásica». Para hablar de la experiencia a nivel nacional, estarán presentes la Fundación Yeudi Menuhin España, a través de su proyecto MUS-E; y la Fundación L´Arc-Taller de Música, de Barcelona, «que trabaja con los inmigrantes del barrio del Raval».