Miguel Ángel Escotet, preidente de Afundación, en un acto del programa de educación financiera de Abanca y Afundación
Miguel Ángel Escotet, preidente de Afundación, en un acto del programa de educación financiera de Abanca y Afundación - EFE
Educación

Abanca plantea liderar la primera universidad privada para Galicia

El proyecto ha iniciado el trámite ante la Xunta de la mano de la obra social de la entidad

SantiagoActualizado:

Si el proyecto registrado ante Educación no encalla en ninguno de los pasos del procedimiento previsto en la legislación, en el curso 2021-2022 podría empezar a operar, de la mano de la obra social de Abanca, la primera universidad de titularidad privada en el territorio gallego. La administración autonómica, confirmó este viernes en el Parlamento el secretario xeral de Universidades, José Alberto Díez de Castro, estudia la propuesta registrada el pasado día 4 por el patronato de Afundación. A partir de ahí, expuso el responsable autonómico, la suerte del proyecto, bautizado como Universidad Internacional de la Empresa (UIE), y que tendría que ser autorizada por ley de la Cámara gallega, dependerá exclusivamente del grado de ajuste de la propuesta a los requisitos previstos en la regulación autonómica y estatal que, recordó, permite la convivencia de universidades públicas y privadas. La hipotética creación de esta institución especializada en estudios empresariales, analizó, pondría fin a una particularidad mantenida hasta el momento en Galicia; la única autonomía, dijo, en la que habiendo más de una universidad pública no existe ninguna privada.

Entre los requisitos exigidos a cualquier proyecto de este tipo, enumeró Díez de Castro y recogió Ep, figura el aportar «valor añadido» respecto a la oferta existente, sin duplicidades, y que no se plantee «especular con la docencia ni ganar dinero». La propuesta de Afundación, adelantó, establece que la UIE estaría gestionada por una fundación, por lo que sería «sin ánimo de lucro» y no podría generar beneficios. De hecho, recordó, el Patronato de Abanca cuenta con representación de los siete ayuntamientos más poblados, de las cuatro diputaciones provinciales, del Parlamento gallego (en proporción a la representación de cada fuerza política), de la Xunta y de los empleados de la Fundación. Las exigencias pasan también por que se asegure un porcentaje de alumnos becados y en ningún caso la entidad contaría con financiación autonómica, sin alterar por tanto la distribución de fondos a las tres universidades públicas de la Comunidad.

Díez de Castro indicó también que los tres rectores del Sistema Universitario de Galicia tienen constancia de solicitud formulada por Abanca, así como los restantes miembros del Consello Galego de Universidades (CGU). De hecho, manifestó, en la última reunión del CGU se comunicó que la Secretaría Xeral de Universidades está analizando la documentación presentada con el objeto de emitir el preceptivo informe previsto en el procedimiento administrativo de reconocimiento de universidades privadas regulado en la normativa vigente.