Imagen posterior al accidente en el que tres jóvenes perdieron la vida
Imagen posterior al accidente en el que tres jóvenes perdieron la vida - EFE
SINIESTRALIDAD VIAL

Los 92 muertos en carretera de este año endurecerán multas y controles

Tráfico baraja subir las sanciones y rebajar los límites de velocidad para frenar esta lacra

SantiagoActualizado:

En lo que va de año, 92 personas se han dejado la vida en el asfalto gallego. La estadística, que supone un incremento del 37 por ciento si se compara con el mismo período del año anterior, fue calificada por el delegado del Gobierno en la Comunidad como «una cifra inadmisible». «Se trata de una dura realidad que es difícil de asumir y a la que se debe poner freno», resumió Javier Losada al hacer balance de la mortalidad en las carreteras gallegas durante los primeros diez meses del año. Lo preocupante de la situación obligó a convocar una reunión extraordinaria de la Comisión Autonómica de Tráfico y Seguridad Vial que se celebrará este miércoles y en la que se analizarán pormenorizadamente las cifras dadas a conocer este lunes.

También es probable que de este encuentro salga una hoja de ruta diseñada para paliar la sangría de fallecidos en accidentes viales que ha marcado el paso en los últimos meses en Galicia. Así lo dejó entrever Losada, que se refirió a medidas como endurecer el régimen sancionador por exceso de velocidad, por no poner el cinturón de seguridad o por manejar el móvil conduciendo.

Sobre esta cuestión, el delegado del Gobierno gallego añadió que las modificaciones normativas se han comprobado como «claves» para promover cambios efectivos de comportamiento, en clara alusión a los dos principales desencadenantes de los siniestros más graves: el exceso de velocidad y los despistes, muchos de ellos vinculados al uso del teléfono móvil. Sin perder la vista de esta cuestión, Losada aclaró que el automovilista, cuando coge un volante, «debe ser consciente de la responsabilidad que asume». Y punto y seguido desgranó las medidas que están sobre la mesa para reconducir los malos datos. Entre estas figuran la de luchar contra el uso del móvil al volante, un aspecto «prioritario» que en estos momentos se controla en Galicia a través de un proyecto piloto de vigilancia móvil mediante el uso de camiones y furgonetas camufladas. Igual de crucial es disminuir la velocidad en vías convencionales y zonas urbanas, dado que los datos de la DGT constatan un aumento de la velocidad media en las vías gallegas y manifiestan que el 85 por ciento de los fallecidos que se han producido este año en Galicia se registraron en vías convencionales.

«A 90»

Usar el cinturón de seguridad —cuatro jóvenes gallegos fallecieron en octubre por no llevarlo— y los sistemas de retención será otro de los aspectos en los que se ponga el foco. Sobre esta preocupante cifra, Losada concretó que el 24 por ciento de los fallecidos en accidentes este año no usaba el cinturón de seguridad (caso de 22 muertos). De ahí que Tráfico esté trabajando para que no hacer uso de estos sistemas suponga la pérdida de 4 puntos. En cuanto a los límites de velocidad, se propone unificar en 90 kilómetros por hora el límite de velocidad en todas carreteras y disminuir a 30 kilómetros por hora la velocidad en vías urbanas de una sola dirección.

El balance dado a conocer expuso que, por provincias, La Coruña lidera la nómina de muertes en carretera con 39 fallecidos, seguida de Lugo y Pontevedra con 19 fallecidos y Orense, que cierra la trágica estadística con 15 víctimas mortales.