Protesta de los trabajadores de Alcoa en La Coruña
Protesta de los trabajadores de Alcoa en La Coruña - EFE
Economía

Un 90% de la plantilla de Alcoa en La Coruña respalda el preacuerdo con la empresa

El comité de empresa avanza que continuarán con las movilizaciones para conseguir un inversor y reclamar un marco estable para las electrointensivas

SantiagoActualizado:

Los trabajadores de Alcoa respaldan mayoritariamente el preacuerdo alcanzado entre empresa y sindicatos. El 90,54% de los empleados que trabajan para la multinacional del aluminio en la fábrica de La Coruña dieron ayer el visto bueno al documento que permitirá mantener los puestos de trabajo hasta el 30 de junio mientras se busca un comprador para las factorías situadas en la ciudad herculina y en Avilés. La votación contó con la participación del 91,12% de la plantilla, unos 349 empleados, de los que 316 se posicionaron a favor del preacuerdo frente a 22 que lo rechazaron. Hubo además ocho votos en blanco y tres nulos, de acuerdo con los datos facilitados por el comité de empresa. Unos resultados similares se registraron en la planta de Alcoa en Avilés, donde el documento pactado con la compañía recabó un respaldo masivo, del 91,41%.

Tras trascender estas cifras, desde el comité de empresa de La Coruña destacaron la «altísima participación» en la consulta. Sin embargo, adelantan que «este nuevo escenario no es más que la continuación en la lucha» de cara a conseguir un inversor que permita garantizar la continuidad de toda la plantilla a partir del día 1 de julio y reclamarle al Gobierno central que elabore un nuevo marco energético para las empresas electrointensivas.

Precisamente, los trabajadores de Alcoa avanzan que continuarán con las manifestaciones y los actos de protesta con el fin de que se cumplan sus demandas. Este jueves ya han anunciado una nueva concentración ante la Delegación del Gobierno en Galicia y avanzan que el 2 de febrero realizarán nuevas movilizaciones ante las autoridades portuarias de Vigo y Vilagarcía de Arousa.

Detalles del preacuerdo

El preacuerdo alcanzado con todos los sindicatos a excepción de la CIG otorga un plazo de seis meses, hasta el 30 de junio, para encontrar un posible inversor interesado en las plantas de La Coruña y Avilés. Hasta ese momento, los más de 600 trabajadores de ambas factorías mantendrán sus puestos de trabajo. Si llegado el 1 de julio no aparece un comprador, la empresa se compromete a ofrecer una solución para unos 355 empleados, más del 50% de la plantilla. Unos 205 podrán mantener su puesto de trabajo en el área de fundiciones de ambas plantas y en la torre de pasta de La Coruña, dos líneas de actividad que seguirán activas. A ellos habrá que sumar otros 106 empleados que la firma estadounidense espera poder recolocar en la planta de San Cibrao tras ofrecer un plan de bajas en esta factoría.

Finalmente, la cifra de los 355 empleados que tendrán una alternativa más allá del 30 de junio si no aparece un comprador se completa con un plan de jubilaciones obligatorias que, según los cálculos de la empresa, afectará a unos 44 trabajadores de 53 años o más, la mayor parte de ellos en La Coruña. El personal que se quede fuera de estas alternativas percibirá una compensación por despido de 60 días por año trabajado, sin límite de anualidades.

Durante los próximos meses, los trabajadores seguirán recibiendo su salario y participarán en un plan de formación. En paralelo, Alcoa se comprometió a adoptar las medidas precisas para la parada programada de las cubas de electrólisis de modo que puedan ser reactivadas por un potencial comprador. En ese caso, la empresa asumiría el coste de reanudar la actividad por un máximo de 40 millones, 20 millones por planta, si bien precisa que la venta de las fábricas y la realización de este compromiso solo se materializará si el hipotético comprador asume mantener a la totalidad de los trabajadores de ambas factorías.