El conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, y la directora da Agencia Turismo, Nava Castro.
El conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, y la directora da Agencia Turismo, Nava Castro. - CONCHI PAZ/XUNTA
TURISMO

El 82% de gallegos que comercializan viviendas de uso turístico en Galicia son pequeños propietarios

El conselleiro de Cultura y Turismo, Román Rodríguez, propone a la Fegamp mecanismos de colaboración entre la Xunta y los ayuntamientos para coordinar las competencias en los ámbitos turístico y urbanístico

Actualizado:

Este lunes, el conselleiro de Cultura y Turismo, Román Rodríguez, presentó el balance sobre el reparto de propiedad de las viviendas de uso turístico, que alcanza en su mayoría a pequeños propietarios. Las cifras revelan que el 82% de los gallegos que comercializan una vivienda de uso turístico cuentan con un único inmueble en alquiler, pero aumenta a 93% en el caso de arrendatarios con una o dos viviendas. Así, solo un 7% de los propietarios disponen de más de dos en el mercado.

«Contabilizamos más de 6.300 propietarios distintos que libremente deciden poner su primera o segunda vivienda en el mercado del alquiler turístico». Es un dato, reflexionó Rodríguez, «que habla también de un modelo propio con sus características respecto a otras zonas». Al mismo tiempo, dijo, «es compatible con que el resto del sector afiance su desarrollo y garantiza la convivencia de usos, para lo cual faculta a ayuntamientos y comunidades de vecinos a establecer límites si lo consideran necesario».

En este sentido, recordó que las comunidades autónomas tuvieron que regular este fenómeno a raíz de la modificación de la Ley de Arrendamientos Urbanos aprobada por el Gobierno central, que hace de las viviendas de uso turístico una modalidad particular, pues pueden alternar en distintos momentos su uso residencial, como vivienda habitual de un particular o de una familia, con el uso turístico.

En este sentido, Rodríguez ya trasladó una propuesta a la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp) con el fin de facilitar la coordinación de las competencias turísticas y urbanísticas ejercidas por la administración autonómica y local. Como recordó, en el ámbito de actuación de los ayuntamientos están funciones como la de regular los usos a través de sus Planes Generales de Ordenación Municipal o constatar la legalidad urbanística.

El marco creado en Galicia, hasta la fecha se ha regulado 8.541 viviendas de uso turístico, una pequeña parte del parque de viviendas de la comunidad que, según el último censo realizado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), es de 1,6 millones de viviendas. Por lo tanto, solo el 0,53% tendrían como finalidad el uso turístico en estos momentos.

En el caso de Galicia, el ayuntamiento más destacado es Sanxenxo, que supera las 1.600. A mucha distancia se sitúan O Grove, Barreiros, Foz, Cangas o Poio, todos ellos por debajo de las 300. Superan esa cifra tres de los destinos urbanos gallegos: Santiago de Compostela con 566 viviendas inscritas, Vigo con 310 y A Coruña con 296. En tanto, la provincia de Pontevedra es la que cuenta con un porcentaje superior, el 47%, seguida de La Coruña (37%), Lugo (13%) y Ourense, que suma únicamente el 3% de los inmuebles.

Sobre la repercusión en el resto del sector, el conselleiro recordó que los hoteles, pensiones, apartamentos turísticos, cámpings y turismo rural están incrementando su volumen de viajeros. En concreto, en el primer cuatrimestre del año recibieron un 3,2% más de turistas, que realizaron un 5% más de pernoctaciones, con lo que la subida de la ocupación por habitación fue del 6,4%.

«Hablamos siempre de un crecimiento en cantidad, pero sobre todo en calidad», recalcó el conselleiro, quien aludió a la mejora de los precios hoteleros o al aumento de la rentabilidad empresarial, de un 7,7%, «hasta los mejores niveles conseguidos esta década».