INCENDIOS

21 núcleos quieren convertirse en aldeas modelo contra los fuegos

Se fomenta así la creación de unos cortafuegos naturales frente a las llamas

SantiagoActualizado:

21 núcleos de población quieren ser las nuevas aldeas modelo en Galicia en la lucha antiincendios. Estas aldeas suponen núcleos donde se fomenta la creación de actividad agroganadera cerca de las viviendas, lo que permite que no se tengan que realizar anualmente limpiezas de biomasa y que se cree un cortafuegos natural contra un eventual incendio que proteja de mejor manera las viviendas cercanas. Estas 21 poblaciones se encuentran en 20 concellos diferentes.

Este anuncio fue realizado por el conselleiro de Medio Rural, José González, que acudió a Osmo, en el concello orensano de Cenlle, a la supervisión de la limpieza de biomasa. Esta limpieza, que se realizará a lo largo de 30 hectáreas, será la última, ya que una vez terminada se promoverá la instalación de actividad agroganadera, lo que supondrá la creación de un cortafuegos que permita proteger con más garantías las viviendas de estos núcleos poblacionales. Esta acción se produce una vez que ya ha concluido la tramitación previa y se ha recibido la luz verde de todos los propietarios afectados.

Cualquiera de los 226 concellos que se encuentran adheridos al convenio de protección de las aldeas pueden solicitar tener este tipo de núcleos modelo. El Gobierno autonómico hará allí la limpieza cuando exista un acuerdo con los agricultores y ganaderos para la plantación de huerta, cereal, pastos, árboles frutales, castaños u olivos, entre otros. Así, González afirma que las aldeas se encontrarán mucho más «resilientes» en el caso de que se vean afectadas por un incendio forestal. Este trabajo se compatibiliza con los ya clásicos de prevención y de extinción. González destacó que en los últimos días, donde se ha vivido un alto número de incendios, la adecuada gestión de la biomasa ha sido positiva para evitar la creación de fuegos o para defender las aldeas allá donde se han acabado produciendo, y remarcó que algunos representantes municipales también lo destacaron a pie de incendio.

Este convenio busca que todos los terrenos de las franjas secundarias de parroquias priorizadas estén limpios durante este año. Esto también indica que en aquellos terrenos en los que los propietarios no se hayan adherido al convenio o no hayan realizado las correspondientes labores de limpieza de las fincas, la Xunta entrará a trabajar de modo subsidiario. En total el Ejecutivo autonómico va a realizar la limpieza en las 4.500 hectáreas en las que se había comprometido a limpiar.

Protección

Como es lógico, todas estas medidas van encaminadas a una protección más eficaz de las personas y sus bienes, concretamente de sus edificaciones. González se quiso congratular durante el día de ayer que los propietarios de terrenos se encuentran cada vez más concienciados en la lucha contra los incendios forestales. El motivo es que saben que es fundamental en estos casos que sus parcelas permanezcan limpias para poder atajar las llamas con mayor facilidad en el caso de que se desate un incendio cerca de sus terrenos.

No solo ese es uno de los objetivos que se pone el titular de Medio Rural, sino que por otra parte el fin último es la ordenación del territorio, reforzar su defensa contra los incendios y también la lucha contra la crisis demográfica: con estas nuevas actividades agroganaderas que se promueven en estos espacios alrededor de las aldeas se busca fijar población en esas zonas y «construir así el rural del futuro», remarcó durante esta visita.