Roban en una empresa de Montijo 20 veces en tres años

En los últimos asaltos han sustraído dos vehículos y se han llevado cable de cobre valorado en más de 17.000 euros

EP
MONTIJO Actualizado:

El propietario de Montajes Eléctricos Cabo, empresa ubicada en el polígono industrial de la localidad pacense de Montijo, se muestra desesperado y "harto" de sufrir una oleada de robos en su establecimiento, ya que según se quejó hoy en los últimos tres años han sufrido "más de 20 robos".

El último asalto tuvo lugar el lunes pasado, cuando tres individuos, tal y como recogen las imágenes grabadas en las cámaras de seguridad del local, se adentraron en las instalaciones tras cortar con una podadora la verja de acceso y una de las entradas a la cochera, donde sustrajeron dos furgonetas en las que se llevaron cable de cobre y otras herramientas.

Así lo relató a Europa Press Televisión el gerente de este negocio, Alonso, quien subrayó que una de las actuaciones delictivas que más pérdidas les ha ocasionado hasta el momento tuvo lugar el pasado mes de diciembre, cuando los intrusos se llevaron de botín de cable de cobre valorado en "más de 17. 000 euros", además de tres de sus furgonetas. "Estamos ya tan cansados y hartos que nos estamos planteando seguir con la empresa o no", se lamentó Alonso. "Esto colma ya toda la paciencia y es imposible que económicamente aguantemos la situación esta", agregó visiblemente desesperado.

Asimismo, apuntó que "la mayoría de los robos han sido denunciados", aunque en algunos casos "por no perder más tiempo" y por estar "hartos de no ver resultados" tras la denuncia, "no" los han denunciado. Del mismo modo, este empresario se quejó de que "nadie" les informe de cómo van las investigaciones para dar con este tipo de delincuencia, que "cada vez va a más" por lo que se trata de una "situación imposible de aguantar".

«Actúan con total impunidad»

Lo que más sorprende a Alonso es que los infractores actúan con "total impunidad", puesto que "cargan las herramientas, el cobre y lo que quieren" y "salen a la calle" con vehículos también robados como "si nada".

Según han registrado las cámaras de seguridad, el pasado 1 de febrero los tres delincuentes emplearon hasta tres horas en desguazar los trasformadores de la luz y las torretas eléctricas de las que sustrajeron el cable de cobre, que trasladaron una vez cargado en los vehículos también sustraídos, por la carretera comarcal donde se encuentra el polígono, a la entrada del municipio, que suele estar muy concurrida. Además, este problema les ha obligado a "modificar la forma de trabajar" puesto que ahora, en horario de noche, este empresario ha instalado la oficina en casa por "temor" a encontrarse con los intrusos en el taller. "En todas las naves han robado y reiteradamente, pero nosotros nos llevamos la palma por el cobre, e incluso se han llevado vehículos de otras empresas aledañas para transportar el material sustraído en su local", concluyó Alonso. Por su parte, Francisco, uno de los trabajadores de Mecánica Pozo, donde también han robado en otras ocasiones, recordó que una de las veces "se llevaron un camión del taller", que, al parecer, apareció a los "dos o tres días en Sevilla", donde fue abandonado por los delincuentes.