«Los etarras han de arrepentirse con hechos, no con meros comunicados»

Emocionante homenaje a Casanova en Berriozar en el X aniversario de su asesinato a manos de ETA

GORKA MORENO
BERRIOZAR (NAVARRA) Actualizado:

Cientos de vecinos de la localidad navarra de Berriozar rindieron ayer un sentido homenaje al subteniente del Ejército de Tierra Francisco Casanova con motivo del décimo aniversario de su muerte a manos de ETA. Familiares, compañeros, amigos y autoridades mostraron su repulsa y condena más enérgica por un atentado que ha marcado la historia reciente de un pueblo dividido, cuyas calles acogieron hace apenas un mes un acto en honor a los presos terroristas apoyado por el propio ayuntamiento.

Mientras el alcalde, Xabier Lasa, de Nafarroa Bai (NaBai), permitió utilizar el frontón del municipio el pasado 8 de julio para celebrar la salida de prisión del terrorista Zigor Larredonda, condenado en 2004 a nueve años de prisión por colaborar con el Comando Barcelona, “no ha ofrecido nunca ningún tipo de ayuda” a los allegados de Casanova. Una vez más, Lasa dejó constancia de su “irritante desprecio” hacia las víctimas del terrorismo al no acudir a las celebraciones en memoria del subteniente alegando que se encuentra de vacaciones.

“Resulta frustrante e indignante que las víctimas parezcamos apestadas mientras el consistorio da todo tipo de facilidades a los partidarios de ETA. Vivir junto a ellos y ver cómo cada día pasan de forma chulesca junto a nosotros provoca un sentimiento de impotencia bestial. Pero jamás nos pondremos a su altura. Nosotros respetamos la democracia, aunque el alcalde no nos tenga ningún tipo de respeto”, señaló un portavoz de la familia de Casanova, que perdió la vida en el año 2000 tras recibir cuatro disparos a bocajarro cuando se disponía a estacionar su coche en el garaje de su domicilio. El subteniente, de 46 años, estaba casado y tenía dos hijos.

La tradicional misa en la parroquia de San Esteban abrió los actos que organizó el grupo Vecinos de Paz, constituido por ciudadanos de la propia localidad. Tras la Eucaristía llegaron los momentos más emotivos, como la lectura de un poema a manos de una joven berriozartarra minutos antes de la ofrenda floral que tuvo lugar en el monumento 'Puerta de la libertad', levantado en 2005 en memoria del subteniente y del resto de víctimas de la violencia etarra: “No nos dejéis aquí, donde las hienas y los buitres carroñeros todavía se agolpan y abalanzan por seguir despojando los restos del honor y la fama de sus presas, que dejaron intactos las grandes alimañas que tenían prisa por matar. Cansada de sufrir las malditas palabras que manchan y corrompen cada día el agua cristalina del lenguaje… Cansada de aguantar rituales sin sentido, promesas nauseabundas, mentiras confitadas, acertijos falaces…”, rezaba el texto.

La portavoz del colectivo, Maribel Vals, leyó una nota en la que exigió al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que el arrepentimiento de los presos se demuestre “con hechos fehacientes, no con meros comunicados” y pidió a los partidos políticos “unidad y firmeza” ante ETA. “Para que la lucha antiterrorista sea efectiva, hay que derogar el decreto que da luz verde a la negociación con ETA y volver al Pacto por las Libertades y Contra el Terrorismo”, resaltó. Además, en declaraciones a este periódico reclamó el endurecimiento de la legislación en materia antiterrorista: “Hay que dejar trabajar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, además de a los jueces, aunque las penas para los asesinos sean irrisorias en España, ya que es lo mismo asesinar a una persona que a veinticinco. Si con una ley no se llega a tener justicia, ésta debería cambiarse".

Algunos de los presentes no pudieron contener la emoción cuando el artista José Vives entonó una canción propia como prolegómeno del IX Encuentro de Jotas Francisco Casanova, con el que concluyó la jornada. “Porque un mañana mejor no es el olvido del ayer (…). Porque ya nadie apagará nuestro grito (…), pedimos, cantamos y exigimos memoria, dignidad y justicia para las víctimas del terrorismo”, decía la letra.

Después de la polémica suscitada el pasado año por la concesión del lanzamiento del Chupinazo a la ilegalizada ANV -aunque finalmente fue el Cabezudo Negro de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos quien prendió el cohete ante los vítores del alcalde y los concejales no adscritos de la formación ilegalizada-, la portavoz de Vecinos de Paz afirmó que espera "cualquier cosa" de cara a las próximas fiestas de Berriozar, que comenzarán el 26 de agosto. “En pueblos como éste, si se denuncia una actuación que no es correcta te acusan de que quieres crear mal ambiente", subrayó.

Apoyo de Maite Pagazaurtundua

Una de las personas que más miradas atrajo fue la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundua, que se desplazó hasta la Comunidad foral para arropar a los familiares de Casanova. Pagazaurtundua no hizo declaraciones a los medios de comunicación para no acaparar el protagonismo. Tan sólo quiso estar al lado de quienes han sufrido en primera persona la violencia etarra al igual que ella y se mostró especialmente cariñosa con la viuda del subteniente, Rosalía Sáinz, quien afirmó sentirse “triste, pero contenta a la vez” al ver cómo “muchas personas han mostrado su cariño a la familia después de tantos años”. “Los años van pasando, pero el recuerdo no se olvida. No es tan, tan duro como al principio, pero no se puede olvidar porque fue una muerte muy trágica y siempre estará en nuestra memoria. Yo sigo educando a mis hijos como si aún estuviera mi marido. Ellos saben perfectamente lo que le ocurrió a su padre”, comentó tras el homenaje.

Por otra parte, la viuda del subteniente se mostró bastante escéptica respecto al final de la banda terrorista. “Cambiar, lo que se dice cambiar, la situación no ha cambiado mucho. El problema sigue estando ahí, de modo que la solución no la veo muy cercana”, concluyó.