Moragas y Rajoy, ayer, con algunos de los disidentes cubanos expulsados por los Castro - . ÓSCAR DEL POZO

El PP defenderá ante sus socios extranjeros la posición sobre Cuba

Rajoy se reune con 25 disidentes cubanos a los que muestra su respaldo «inequívoco»

MADRID Actualizado:

Contra el empeño del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, de cambiar en la Unión Europea la llamada posición común sobre Cuba, —pretensión que no prosperó durante la presidencia española de la UE— el PP no sólo la sigue respaldando sino que aprovechará la próxima cumbre de la Internacional Demócrata de Centro (IDC) para defender una resolución de apoyo a la misma.

Esta cita tendrá lugar los días 8 y 9 de octubre en la localidad marroquí de Marrakech, aunque Mariano Rajoy ha preferido que sea su coordinador de Presidencia y responsable de Relaciones Internacionales, Jorge Moragas, el que acuda a la reunión. Cabe recordar que la reciente visita de Rajoy a la ciudad autónoma de Melilla provocó una dura carta de protesta del primer ministro marroquí, Abbas el Fassi, que la llego a calificar de «provocadora».

Alcanzar la democracia

La posición común hace depender las relaciones entre la UE y Cuba a los avances que en materia de derechos humanos y democratización promueva el gobierno dictatorial de la Isla y que el castrismo siempre ha rechazado por entender que supone una estrategia de injerencia interna.

El respaldo a la disidencia cubana y al necesario tránsito hacia la democracia se puso de manifiesto ayer durante la reunión que Rajoy mantuvo en la sede nacional del PP con 25 de los 35 disidentes que han llegado a nuestro país tras ser excarcelados y expulsados de Cuba por el régimen de los Castro.

El líder del primer partido de la oposición les trasladó que «continuaremos trabajando y ayudándoles hasta que Cuba alcance la democracia. Ya saben donde estamos». «Cualquier cosa que necesiten de mí estoy a su disposición. Su lucha merece la pena y nos tienen detrás al PP y a la gran mayoría de los españoles», agregó asegurando que mantendrá este compromiso también en caso de llegar a la Moncloa, tal y como le preguntaron algunos de sus interlocutores.

Rajoy comparó la labor de estos disidentes con la que hace 200 años desarrollaron los españoles en Cádiz en su lucha «por una nación independiente en libertad y en democracia» y puso el acento en que el compromiso del PP es «inequívoco y sin matices».

Al término de la reunión los disidentes calificaron la cita de «amistosa» e «interesante». En declaraciones a Ep, José Luis García Paneque señaló que «hemos recibido el espaldarazo del PP para nuestra causa». Por su parte, Julio César Gálvez agradeció el «apoyo y respaldo moral» que Rajoy y el PP les han hecho llegar desde el momento que aterrizaron en Madrid. Según Gálvez, no hicieron al PP ninguna petición pues creen que «es el Gobierno español el que tiene el compromiso con nosotros» de ayudarles a rehacer aquí sus vidas.