Las tormentas dejan 110 litros en Castellón y 38 en Valencia

Muere un joven de 22 años al salirse de la vía con su moto y chocar con un quitamiedos

VALENCIA Actualizado:

La Comunidad Valenciana vivió ayer pendiente del cielo en una jornada en la que las tormentas empezaron por castigar la provincia de Castellón para desplazarse, a medida que avanzaba el día, hacia Valencia y Alicante.

Por la noche, las precipitaciones fueron también intensas en el sur del litoral de la provincia de Valencia y en la costa de Alicante, tras haber dejado hasta 110 litros por metro cuadrado en el municipio castellonense de Vinaroz y 38 litros en sólo seis horas en la capital del Turia.

Hoy seguirá lloviendo —aunque con menor fuerza— en el el litoral sur de la Comunidad, donde se espera que se registren las mayores precipitaciones. Las rachas de viento del nordeste podrían alcanzar los 70 kilómetros por hora.

Sin incidencias

Vinaroz, en la provincia de Castellón, fue el municipio donde más litros por metro cuadrado cayeron en algo más de doce horas, con 110. También diluvió en la Pobla de Benifassà, Morella, Vilafamés, Alcalà de Xivert, Catí y Traiguera.

En Valencia llovió sobre todo en la capital, donde se recogieron 38 litros por metro cuadrado en seis horas, y en Chelva. En la provincia de Alicante, el municipio más afectado por la lluvia fue la Vall de Gallinera.

La de ayer fue una jornada intensa para los bomberos, especialmente en Castellón. Hubo bajos inundados y algunas carreteras cortadas; en Burriana las olas obligaron a levantar un muro de contención y las precipitaciones desbordaron el alcantarillado.

Pese al temporal marítimo, ninguno de los puertos de la Comunidad tuvo que cerrar. Tampoco el tráfico se vio afectado: la circulación fue fluída en las carreteras de la Comunidad, que, sin embargo, se cobraron la vida de un joven de 22 años al estrellarse con su moto contra el quitamiedos de la A-3 a la altura de Quart de Poblet.