POR EL FORO

SANZ SIETE DÍAS DE JULIO

MARTÍN
Actualizado:

PARECE que el subidón del termómetro acelera los movimientos del personal, en vez de invitar al reposo y el sosiego más apropiado para estas temperaturas. De San Fermín a San Buenaventura, ha sido todo un ir y venir: Con el Chupinazo llegó la escenificación y puesta en escena de las detenciones y declaraciones en Alicante y Orihuela, por desgracia demasiado habituales y que ya se ven con excesiva normalidad, como si estuviéramos ante un capítulo cañí de «The Wire».

Todas las mañanas los encierros en Pamplona y los bous a la mar de Dénia, que acoge una singular y arriesgada iniciativa, el encuentro anual de Lex Fórum. Los partidos del Mundial desembocaron en una histórica y quizás histérica celebración, no sólo en un Madrid colapsado durante días, sino en cualquier pueblo y municipio de España. El sábado tocó la manifestación a favor del Estatut catalán, cuyas consecuencias políticas y sociales todavía no han comenzado a adquirir su dimensión real. La huelga del Metro en la capital transpira una violencia sindical de antaño y los ciudadanos agotan su paciencia por los modos de los «compañeros».

Mientras desde África gotean las pateras hasta Santa Pola y Benidorm, aterrizan los primeros presos políticos cubanos, pero quedan demasiados en la Isla. Y hoy, como poco, las reacciones al Debate del estado de la Nación. ¿Será mejor encerrarse en el frigorífico y esperar a septiembre? Aunque al pensar en este otoño también pueden entrarnos unos terribles calores.