El precio de la venganza

El Tribunal Supremo rebaja a cinco años y medio la condena a la madre que prendió fuego al violador de su hija en Alicante

ALICANTE Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Cinco años y medio de prisión por vengar a su hija, que fue violada cuando sólo tenía 13 años. El Tribunal Supremo ha aceptado rebajar la condena impuesta a la «madre coraje» alicantina, María del Carmen García Espinosa, quien en un arrebato quemó vivo al violador de su hija cuando éste disfrutaba de un permiso penitenciario.

La Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Alicante condenó el año pasado a María del Carmen a nueve años y seis meses de prisión, por los delitos de asesinato y lesiones. No obstante, el Supremo ha estimado ahora parcialmente el recurso que presentó su defensa y ha reducido la pena a cinco años y medio.

«Ardió como una antorcha»

Los hechos sucedieron el 13 de junio de 2005 en la población alicantina de Benejúzar. Mari Carmen se encontraba esperando el autobús cuando escuchó que alguien le saludaba: «Buenos días, señora, ¿qué tal está su hija?». Se trataba de Antonio Cosme Velasco, conocido como «El Pincelito», quien había conseguido un permiso para abandonar la prisión de Villena, donde cumplía nueve años de prisión por violar a la hija de la mujer. En un arrebato, Mari Carmen se dirigió a una gasolinera próxima y consiguió que le llenaran de combustible una botella de litro y medio. Desde allí, se dirigió al Bar Mary y le espetó al violador de su hija: «¿Te acuerdas de mí?». A continuación, le roció con gasolina y le pegó fuego con una caja de cerillas.

Antonio Cosme Velasco «ardió como una antorcha de pies a cabeza», según relata la sentencia. Moriría diez días después como consecuencia de las quemaduras sufridas. También resultó herido otro vecino de la población que en aquel momento se encontraba en el bar.

La mujer se encontraba en tratamiento médico por un trastorno ansioso depresivo desde que su hija fue violada. Cuando fue detenida aquella misma noche, en las inmediaciones del puerto de Alicante, se encontraba aún en estado de shock. En primera instancia fue condenada a nueva años y medio de prisión, así como a indemnizar a la familia de Antonio Cosme Velasco, a la que no se podrá acercar durante un plazo de doce años.