El PPCV apuesta por consensuar las candidaturas con el sector «ripollista»

Aboga por la continuidad salvo en Calpe, donde César Sánchez encabezará la lista

M. A. RUIZ COLL
ALICANTE Actualizado:

El Partido Popular de la Comunidad Valenciana (PPCV) apuesta por los valores seguros. La práctica totalidad de los alcaldes populares de la provincia de Alicante repetirán como cabezas de lista en las elecciones municipales de mayo de 2011.

Allí donde el partido se encuentra en la oposición, se optará por colocar como candidatos a la Alcaldía a los actuales portavoces municipales, aunque en algún caso se incorporarán nuevos referentes como apuestas de futuro.

Pero sobre todo, la dirección regional del PPCV busca promover los acuerdos con el equipo provincial del presidente Joaquín Ripoll y huir de la confrontación interna para consensuar candidaturas que sean una garantía de éxito en las urnas. Las fuentes populares consultadas por ABC indican que el nuevo clima que se ha establecido entre Valencia y Alicante facilita el entendimiento porque la prioridad es, ahora, obtener los mejores resultados en los comicios locales.

Hay pocas dudas de que repetirán como «número uno» los alcaldes de los principales feudos gobernados por el PP. Es el caso de Sonia Castedo en Alicante —que tomó el relevo de Luis Díaz Alperi en 2008, ya iniciado el mandato—, Luisa Pastor en San Vicente del Raspeig —viuda del fallecido conseller de Medio Ambiente García Antón—, Miguel Zaragoza en Santa Pola o Juan Ramón Varó en El Campello —a pesar de que en los últimos meses ha protagonizado algún enfrentamiento con miembros «ripollistas» de su equipo de gobierno—.

Mociones de censura

También tienen asegurado optar a la reelección dos alcaldes que accedieron al cargo mediante mociones de censura: la de Denia, Ana Kringe, y el de Villajoyosa, Jaime Lloret. Los populares subrayan que ninguno de estos dos casos es equiparables al de Benidorm, que ha sido definido como «el más claro exponente de transfuguismo» por la Comisión del Pacto Antitransfuguismo.

En este último municipio, el presidente Francisco Camps ha reiterado su confianza para que el ex

alcalde Manuel Pérez Fenoll intente recuperar el gobierno municipal, que le arrebataron los tránsfugas liderados por Agustín Navarro y la madre de Leire Pajín, a pesar de que el PP había obtenido mayoría absoluta en las urnas. Del mismo modo, la actual presidenta de la gestora del PP de Elche, Mercedes Alonso, tiene la plena confianza del partido para intentar arrebatar la Alcaldía al socialista Alejandro Soler, tras rozar la mayoría absoluta en los anteriores comicios.

La decisión aún no está tomada, en cambio, en algunos municipios en los que gobierna el PP. La alcaldesa de Orihuela y secretaria general del PP de Alicante, Mónica Lorente, podría ver comprometido su futuro por el «Caso Brugal», que supuso la detención de tres concejales de su equipo de gobierno. En Alcoy, repetirá probablemente como candidato el alcalde Jorge Sedano, salvo que el entendimiento resulte imposible con el sector «ripollista» del partido.

Más problemático resulta el caso de Villena, donde la alcaldesa Celia Lledó no supo frenar un enfrentamiento que se saldó con el abandono del PP por parte de cuatro miembros de su equipo de gobierno.

Relevo en Torrevieja

Y un caso particular es el de Torrevieja, cuyo veterano alcalde, Pedro Hernández Mateo, ya ha anunciado que no optará a la reelección. Aún así, el regidor tendrá mucho que decir a la hora de elegir a su «delfín». Las apuestas están divididas entre los tenientes de alcalde de Cultura, Eduardo Dolón, y Hacienda, Joaquín Albadalejo.

También habrá renovación en Calpe, donde el PP gobierna gracias a una moción de censura y apoya al alcalde del Bloc Ximo Tur. En este caso, los populares han decidido colocar al frente de la candidatura municipal al diputado autonómico César Sánchez que ha demostrado contar con el respaldo de la junta local del partido.

Los populares también apoyan a un alcalde del Bloc (Eduardo Julián Monfort) en Jávea, donde el actual concejal popular de Economía y Turismo, Juan

Bautista Moragues, tiene todas las posibilidades de repetir como candidato a regidor.

Pero donde los populares van a echar toda la carne en el asador es en los municipios en los que permanecen en la oposición. En Guardamar la candidata a la Alcaldía será muy probablemente la actual portavoz municipal Carmen Verdú. En Altea podría repetir como candidato el ex alcalde Miguel Ortiz —un hombre de la máxima confianza del presidente Ripoll—, salvo que el entendimiento con la dirección regional resulte imposible.

Del mismo modo, todavía hay reservas sobre la posibilidad de que el ex alcalde de Novelda Rafael Sáez repita como «número uno» del partido en los comicios de mayo.