Craig Venter

40 millones de genes en el Mediterráneo

El padre del genoma humano, el científico estadounidense Craig Venter, explica en Valencia su próxima expedición biológica

VALENCIA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El padre del genoma humano, el científico estadounidense Craig Venter, presentó ayer en Valencia la iniciativa que le llevará a recorrer este verano las aguas del Mediterráneo con su «Sorcerer II», en busca de «vida singular» que le permita identificar hasta 40 millones de genes aún por descubrir.

El creador de la primera célula artificial detalló que el 95 por ciento de los genes conocidos proceden de los estudios de su embarcación. Para ello, una tripulación de microbiólogos, bioinformáticos y expertos en secuenciación genética recoge muestras de agua cada 200 millas, que pasan una serie de filtros para capturar microorganismos de distintas tallas. Una vez obtenidos, se procede a su congelación y envío al J. Craig Venter Institute de San Diego, donde se extrae el ADN de los organismos capturados.

Hasta el momento el equipo ha descubierto 40 millones de genes, aunque creen que con la expedición en el Mediterráneo esta cifra se duplicará. «Sabemos poco de los microorganismos porque no podemos verlos con los ojos y nuestra meta es descubrir y estudiar toda la vida que hay en el mar».

Un millón de bacterias

Según explicó el prestigioso científico norteamericano, «cada centímetro cúbico de agua tiene un millón de bacterias, una cantidad ingente de microorganismos que podemos estudiar. Sabemos muy poco de ellos y lo cierto es que dependemos de ellos para vivir». El equipo investigador tiene su puerto base en Valencia, aunque la travesía mediterránea pretende recorrer las aguas de España, Francia, Italia, Grecia y Turquía. En este sentido, señaló que la toma de muestras es un asunto «científico» aunque tiene también su matiz político, ya que requiere conseguir determinados permisos. Respecto a las aplicaciones prácticas del proyecto, el científico afirmó no saber si éstas se van a producir de momento, aunque resaltó la importancia que tiene conocer las propiedades de los microoorganismos, capaces de fabricar sustancias químicas para matar a otros microorganismos más nocivos.