Luna, reforzado por el ascenso de Pérez Rubalcaba

D. M.
ALICANTE Actualizado:

El PSPV se ha convertido en la federación socialista que menos ha podido decir en la remodelación del Gobierno. Al margen de la benidormense Leire Pajín, «ascendida» por decisión personal de Zapatero —con quien mantiene una dilatada relación de amistad—, los socialistas valencianos han perdido todo su peso en el Consejo de Ministros con la salida de De la Vega. No obstante, la acumulación de poder en manos del nuevo vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, refuerza directamente al portavoz socialista en las Cortes, Ángel Luna. Tradicionalmente, el ex alcalde alicantino y el titular de Interior han mantenido una excelente relación personal y política, con lo que el síndico socialista sale directamente beneficiado del ascenso de Rubalcaba, auténtico «hombre fuerte» del nuevo Gabinete de Zapatero. Un refuerzo que, previsiblemente, no hará sino espolear la estrategia de judicialización de la política que viene desplegando Luna.