CONTROVERTIDA DECLARACIÓN

La juez «protege» al imputado Cañizares para que evite a la prensa

El ex portero del Valencia declara hoy en una causa abierta por fraude fiscal

VALENCIA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El ex portero del Valencia Club de Fútbol y de la Selección española, Santiago Cañizares, imputado por un presunto delito de estafa, accederá hoy a la Ciudad de la Justicia de la capital por una puerta reservada a funcionarios para evitar así a los medios de comunicación.

La titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Valencia, Beatriz Sobremonte ha accedido a la petición del ex deportista, al que otorga un trato preferente que no recibe ningún imputado sea cual sea la causa en la que se halle incurso. No existe riesgo para su seguridad. El ex deportista ha alegado que no quiere que los periodistas le aborden antes de declarar ante el juez.

Cañizares está imputado por defraudar presuntamente 198.000 euros a Hacienda en una operación inmobiliaria en Bétera (Valencia) materializada a través de su empresa Cum Maxime en 2005. Según la querella de la Fiscalía, la mercantil no abonó el impuesto de Sociedades y se desgravó gastos ficticios.

El deportista no entrará por el acceso principal de la Ciudad de la Justicia ni pasará el control de la Guardia Civil.La magistrada dio ayer instrucciones a dos funcionarios para que hoy esperen al imputado en la puerta por la que sólo puede acceder el personal que trabaja en la Ciudad de la Justicia.

La orden ha sido recibida con malestar y sorpresa porque el trato otorgado a Cañizares parece más propio de un testigo protegido que de un imputado. Los medios de comunicación tienen prohibido tomar imágenes en el interior del edificio judicial —incluido los pasillos— circunstancia ésta que evidencia lo extemporáneo de la decisión judicial.

Problemas de agenda

No es la primera vez que la instructora accede condescendientemente a las pretensiones del ex futbolista. El ex portero del Valencia debió comparecer el pasado 10 de noviembre para prestar declaración.

Apenas dos días antes, la jueza acordó posponer ese interrogatorio para que el imputado pudiera atender sus compromisos laborales porque su contrato con Digital + le obliga a participar los lunes en el programa de televisión «El día después», que se emite a las 20.30 en Canal +.

La decisión cogió por sorpresa a la Fiscalía y la Abogacía del Estado, que ejercen la acusación, por cuanto las obligaciones profesionales de los imputados no figuran entre las causas legales de suspensión de una comparecencia.