- juan carlos soler

Interior admite averías en los cuatro radares SIVE de Alicante

Las dos cámaras de Benidorm registraron fallos técnicos durante el mes de marzo

M. A. R./D. M.
ALICANTE Actualizado:

Un informe elaborado por el Ministerio de Interior reconoce la existencia de averías en los cuatro radares del Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) que comenzaron a funcionar en la provincia de Alicante el pasado mes de octubre. Hay que recordar que este dispositivo, destinado a detectar la llegada de pateras y alijos con droga por mar, ha costado 8,3 millones de euros, según explicó la subdelegada del Gobierno, Encarna Llinares.

Según explica el Gobierno en respuesta a una pregunta parlamentaria presentada por el senador popular Agustín Almodóbar, los fallos técnicos más recientes se han registrado en la estación sensora de Serra Gelada (Benidorm): la cámara de visión nocturna dejó de funcionar el 4 de marzo y, una semana después, también se averió la de visión diurna.

El Ministerio sostiene que ambos dispositivos vuelven a funcionar con normalidad desde el 16 de marzo. Sin embargo, fuentes de toda solvencia consultadas por ABC han explicado que las cámaras de esta estación siguen dando problemas, ya que la imagen se distorsiona cuando hay fuertes rachas de viento.

Por otro lado, siempre según el mismo informe del Gobierno fechado la semana pasada, la cámara de la estación Santa Pola no se encuentra operativa desde el 14 de febrero. La misma estación registró incidencias entre el 4 y el 19 de octubre, tanto en el radar como en el movimiento de la cámara.

Enviadas a Algeciras

En cuanto a la estación de Cabo Roig, añade el dictamen, también registró «fallos ocasionales» durante sus tres primeras semanas de funcionamiento (del 4 al 26 de octubre). Por este motivo, la cámara fue desmontada y enviada al laboratorio de Algeciras para repararla. De nuevo funciona correctamente desde el 16 de febrero.

Por último, la estación sensora de San Antonio, sólo estuvo «parcialmente operativa» durante el mes de octubre, por lo que también fue preciso desmontar parte del dispositivo y enviarlo a Algeciras. Pero ya funciona de forma adecuada desde el mismo mes.

Como ha informado ABC, esta misma semana, en menos de 36 horas, han burlado la vigilancia del SIVE dos pateras y un alijo de droga. En la madrugada del martes, una patrullera de la Guardia Civil que recorría la costa descubrió al sur de Guardamar del Segura que se estaba produciendo una descarga de droga desde una lancha.

Al ser descubiertos, los narcotraficantes echaron al mar todos los fardos y emprendieron la huida. Gracias a la potencia de sus motores, dejaron atrás a Guardia Civil tras más de media hora de persecución en la que, esta vez sí, se utilizó los radares del SIVE para seguir su trayectoria.

En cuanto a las pateras, la primera de ellas fue descubierta de forma casual, cuando se aproximaba a la costa, en la tarde del martes por una patrulla de la Policía Local de Santa Pola. La Guardia Civil y la Policía Nacional lograron detener en tierra a diez de los ocupantes.

La titular del juzgado de Instrucción número 3 de Elche ordenó ayer su internamiento en el Centro de Extranjeros de Valencia, como paso previo para que sean devueltos a su país.

Un pesquero descubrió la segunda patera a las 5 de la madrugada del miércoles a 40 millas de la costa. La embarcación, en la que viajaban otros 11 «sin papeles», fue abordada por una lancha de Salvamento Marítimo y remolcada hasta el puerto de Alicante.