TRIBUNA ABIERTA

FELICITACIÓN A LA ERTZAINTZA

JUAN G. COTINO FERRER*
Actualizado:

EN una ocasión, siendo Director General de la Policía, me preguntó un periodista cuáles son los mejores momentos para el responsable de la Policía, y sin dudarlo le contesté que la mayor satisfacción se experimenta cuando se detiene a algún miembro de ETA.

Y miembro de ETA no es solamente el que dispara la pistola o pone el coche bomba, también podemos considerar como integrantes de la banda terrorista a quienes recaudan para comprar las armas, a quienes captan a jóvenes a través de las herriko tabernas, a quienes se presentan en las listas electorales sin haber condenado el terrorismo, o a los medios de comunicación que les dan cobertura publicando sus artículos e incluso les dictan sus acciones más violentas.

Sobre estos últimos, pongo por ejemplo a Egin, que durante el secuestro del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara tenía la consigna de publicar las primeras estrofas de una canción vasca en el caso de que se decidiese asesinar al rehén, o las últimas estrofas de esa misma canción si se optaba por liberarlo.

Por ello, quiero felicitar a los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, hoy por la detención del presunto asesino de Joseba Pagazaurtundua, pero también cada vez que detienen a alguno de estos criminales «miembros de ETA».

Los compañeros de Pagazaurtundua han logrado detener, siete años después, a quien según las informaciones disponibles, habría utilizado un arma, no sabemos si usada por el mismo criminal, que acabó con la vida de quien habría podido ser Presidente de la comunidad autónoma de Aragón, Manuel Giménez Abad, un domingo por la tarde cuando iba con sus hijos al Estadio de la Romareda a ver un partido de fútbol.

Echando la vista atrás, también recuerdo el primer entierro de un Guardia Civil al que asistí en el cuartel de Cantarranas, siendo concejal de UCD en Xirivella. Se trataba de un Guardia Civil de Valencia que había sido asesinado en el País Vasco. Desde entonces, han sido muchos los entierros a los que por desgracia he tenido que asistir, el último de ellos de otros dos jóvenes guardia civiles en Palma de Mallorca.

Por eso, hoy es día de felicitación a un cuerpo policial autonómico que, durante mucho tiempo, ha visto cuestionada su eficacia en la lucha contra el terrorismo. Pero, no es el momento de preguntarse porqué no actuaba la Ertzaintza, sino de reconocer su trabajo y de dar la enhorabuena desde estas líneas a todo el cuerpo policial, y en especial a algunos de sus responsables de la lucha contra el terrorismo, a quienes conozco personalmente y con quienes mantuve múltiples reuniones tanto en el País Vasco como en Madrid durante el tiempo que estuve ocupando la Dirección General de la Policía.

No es la primera vez que digo que ETA está integrada no sólo por pistoleros. La eficacia de la lucha contra el terrorismo ha mejorado desde que entendimos que el pistolero, el financiador, el captador de jóvenes, el que da cobertura desde un puesto de concejal o diputado, o el medio de comunicación, forman parte de ETA, en distintos grados pero con responsabilidad compartida, y contra todos ellos hay que seguir actuando contundentemente ¡Ojo! Mantengámonos alertas y no dejemos ningún resquicio por donde puedan colarse, no pasteleemos en negociaciones encubiertas, el camino correcto a seguir es el que ayer tomó la Ertzaintza. Ahora más si cabe, cuando se cumplen ocho años de la muerte a manos de la banda de la pequeña Silvia en Santa Pola.

*Juan G. Cotino Ferrer es actualmente vicepresidente de la Generalitat y fue director general de la Policía desde el año 1996 al 2002