Temas

Sant Mateu

Litoral. Cerros entre la meseta y el mar

Litoral. Cerros entre la meseta y el mar

Entre la llanura y el mar se vislumbra un conjunto de colinas repartidas en más de 4.000 hectáreas que componen el Parque Natural de la Serralada del Litoral, un espacio que juega un papel ecológico

POR E. YUNTA FOTOS ABC Comentar

«Caían piedras y tierra sobre mi tejado»

POR LORENA PARDOCASTELLÓN. Francisco Ferreres salvó el pellejo porque decidió cambiar de actividad después de comer. Él ha sido el único testigo que se dio cuenta de la extraña presencia de una

Consideración del Norte valenciano

Consideración del Norte valenciano

ManuelMiliánSer valenciano y valencianista son dos anclajes irremediables, inexorablemente aunados en el alma de quien se siente hijo de una tierra pobre y montaraz, como Els Ports de Morella, allá

Por Manuel Milián Comentar

Las cuevas, santuarios de riqueza

La Comunidad alberga en su rico paisaje cerca de 10.000 cuevas, refugios y santuarios de nuestros orígenes y antecesores, convertidos hoy en ecosistemas frágiles que hay que proteger. Para ello, se está elaborando el primer Catálogo de Cuevas


«Paisajes sagrados», de El Maestrat al cielo

«Paisajes sagrados», de El Maestrat al cielo

La exposición «Paisajes sagrados» de la Luz de las Imágenes que se celebrará a partir de febrero en el norte de Castellón servirá para conocer el rico arte sacro de esta parte de la diócesis de Tortosa y disfrutar de unas tierras hermosas y acogedoras como pocas En las tierras castellonenses de El Maestrat y Els Ports se respira aire puro y optimismo, mucho optimismo. La próxima celebración en febrero de la muestra «Paisajes sagrados» de la Luz de las Imágenes -en la que también participarán las comarcas de La Tinença, La Plana y L´Alcalatén, ya que todas ellas pertenecían a la antigua diócesis de Tortosa- les ha devuelto la ilusión y el orgullo malherido que les quedó cuando se decidió que todas las diócesis con sede en la Comunidad Valenciana tuvieran una exposición de su arte sacro. Su pertenencia a la diócesis de Tortosa en la división eclesiástica española les dejó relegados, apartados y olvidados, sin posibilidad de exhibir su precioso tesoro en forma de retablos, óleos, esculturas, relieves, piezas de orfebrería o, simplemente, sus magníficos templos medievales guardados con sumo celo a lo largo de los siglos. Cuando los habitantes de alguna de las 33 poblaciones castellonenses pertenecientes a dicha diócesis tarraconense se desplazaban en 2001 a Segorbe para admirar la impresionante colección de arte religioso expuesta en su catedral, no pudieron por menos que sentir un dolor profundo en su corazón, en el sentimiento más arraigado de los hombres y mujeres de estos municipios del norte de Castellón, en su propio honor. Más de 200.000 visitantes Pero ahora todo es diferente. La Generalitat, en colaboración con la diócesis de Tortosa, ha decidido restablecer la justicia social y ha preparado, a través de la Fundación de la Luz de las Imágenes, una muestra, titulada «Paisajes sagrados», que borrará para siempre este agravio. Durante casi un año, alrededor de trescientas obras de arte sacro se podrán contemplar en distintas sedes expositivas para deleite de las 80.000 personas que habitan diariamente en la zona y los más de 200.000 visitantes que se esperan. Porque la primera novedad respecto a otras ediciones de La Luz de las Imágenes es que existirán cuatro sedes permanentes ubicadas en tres municipios -la iglesia arciprestal y la iglesia de Sant Pere, en Sant Mateu; el Real Santuario de la Verge de la Font de la Salut, en Traiguera; y el ermitorio de Sant Pau, en Albocàsser- y otras cinco sedes temporales en cuatro poblaciones más -la iglesia parroquial de Nuestra Señora del Socorro, en Peñíscola en invierno; la ermita de la Mare de Dèu de la Font y la ermita de Sant Pere, en Castellfort en primavera; el castillo de Alcalá de Xivert en verano; y La Cartuja de Benifassà en otoño-. Arquitecturas todas ellas que mostrarán la herencia artística del Papa Luna en Peñíscola, el esplendor de la pintura y orfebrería gótica surgida de los talleres de Tortosa, Morella y Sant Mateu; las imágenes sagradas o advocaciones, que mostrarán, por ejemplo, el paso de San Vicente Ferrer por este territorio; los grabados de Cavanilles o Laborde que recogen miradas singulares sobre estos paisajes; diferentes obras de arte-regalos de espléndidos mecenas a conventos o parroquias; la indumentaria y objetos alusivos de las peregrinaciones desarrolladas históricamente; o también piezas de cerámica datadas en el siglo XVIII, que mostrarán el inicio de uno de los grandes motores industriales de esta provincia. Sin duda, todo un deleite. Esta diversidad y variedad de centros y temporadas provocará la segunda gran novedad, ya que la Fundación se está planteando que la muestra sea gratuita, debido a la dificultad de cobrar una tarifa unitaria por la que los visitantes se desplacen de pueblo a pueblo para completar el recorrido. Pero esta posibilidad no irá en detrimento de la calidad de la exposición. Nada menos que diez millones de euros se han destinado a sufragar el trabajo de restauración de diez edificios arquitectónicos y 165 obras artísticas -pinturas, tejidos, esculturas y documentos varios- que lo han llevado a cabo 33 arquitectos y cerca de cien restauradores sin dejar lugar a la improvisación. Todo ha de salir perfecto. Sant Mateu, sede principal La capital de El Maestrat, Sant Mateu, acogerá en su seno el grueso del patrimonio mueble en las citadas iglesias arciprestal y Sant Pere. A través de un recorrido cronológico, se mostrará la creación de un reino cristiano, la historia del obispado y, sobre todo, el papel de esta población, como encrucijada de caminos, que favoreció un importantísimo papel comercial, evidenciado sobre todo en el medievo. En esta época fue cuando se desarrollaron los talleres de pintura, escultura y orfebrería que alcanzaron un esplendor inimaginable hoy en día. Algunos de estos pintores, como Jaume Mateu, Pere Lembrí, Bernat Serra o Valentín Montoliu, instalaron sus centros de trabajo en Sant Mateu. De estos talleres salieron retablos, piezas de orfebrería o tejidos en gran parte todavía conservados y que, tras ser recopilados y restaurados, serán ahora exhibidos. Sedes temporales De entre las exposiciones temporales, cabe destacar la elección de Peñíscola. Allí se sucedió un episodio clave en la historia de la iglesia, el Cisma de Occidente y el encierro de Benedicto XIII, el Papa Luna, en el castillo entre 1411 y 1422, época en la que la corte papal se instaló en esta localidad, que debió convertirse en un pequeño eco de la Corte de Aviñón. La Luz de las Imágenes propone reconstruir ese periodo en la iglesia arciprestal de Nuestra Señora del Socorro gracias a las obras vinculadas al Papa Luna, como es el caso de la cruz regalada por la ciudad de Valencia o las obras donadas a la parroquia de Traiguera por Ramón Pastor. Tampoco se puede olvidar que la Luz de las Imágenes destacará la importancia que tuvieron las órdenes militares y religiosas en la construcción del reino cristiano. Entre las órdenes religiosas ocupó un papel destacado la del Cister. Jaime I creó el monasterio de Benifassà, el primer monasterio cisterciense del Reino que ejerció el señorío sobre la denominada Tinença, y que por primera vez en su historia, actuará como sede expositiva. Como es fácil de adivinar, el desplazamiento de población a población va a ser una constante. Por ello, la tierra castellonense será el hilo conductor de «Paisajes sagrados», que dará la oportunidad al visitante de conocer una de las zonas más hermosas de la Comunidad. La intención, y esta es la tercera novedad de la exposición, es resaltar las peculiaridades de unos caminos transitados por miles de personas y romeros que, desde diferentes y lejanos lugares, acuden a estos parajes plagados de santuarios y ermitas. Prepárese, si quiere, para disfrutar de una historia, de un arte sacro, de una gastronomía y de unos paisajes que le harán sentirse en el mismísimo cielo. No pierda esta oportunidad.

Los Ayuntamientos del norte de Castellón crean un consorcio de gestión de basuras

Los Ayuntamientos del norte de Castellón crean un consorcio de gestión de basuras

Un total de 38 municipios de la zona norte de Castellón han creado un consorcio que supone la clausura de cerca de 60 vertederos incontrolados y de imposible legalización. La planta de gestión, tratamiento y eliminación de residuos sólidos urbanos se situará en el municipio de Alcalá de Xivert, aunque el emplazamiento no es definitivo. El consorcio lo gestionará una empresa privada.

CASTELLÓN. Lorena Pardo Comentar
«Si los catalanes no acentuaran tanto su propio catalanismo quizá no habría algunos problemas»

«Si los catalanes no acentuaran tanto su propio catalanismo quizá no habría algunos problemas»

La adscripción de 33 municipios castellonenses a la Diócesis de Tortosa es la «comidilla» de las conversaciones en El Maestrazgo y Els Ports. Sacerdotes, políticos y vecinos opinan sobre una cuestión que nunca les ha inquietado, pero que últimamente les molesta. Hay quien apela a la lógica para unir límites eclesiásticos y políticos; los hay que creen que «más vale malo conocido que bueno por conocer».

VALENCIA. Javier Reigadas Comentar