Temas

Mutxamel

Mutxamel imágenes y vídeos

Detenido por matar a tiros a su expareja en Girona

Una mujer de 65 años ha fallecido hoy en su casa de Bescanó (Girona) en un nuevo caso de violencia machista al ser alcanzada por los disparos efectuados supuestamente por su ex compañero sentimental, que ya ha sido detenido por los Mossos d'Esquadra.

La mujer calcinada en Alicante recibió nueve puñaladas

La Guardia Civil ha abierto una investigación para confirmar si la provincia de Alicante fue escenario, ayer, de un nuevo asesinato machista. Todos los indicios apuntaban anoche en esa dirección: un individuo de 45 años habría matado a puñaladas a su mujer, de 30, y quemado después su cuerpo en el ático que ambos compartían, en el número 12 de la calle de La Pau de la localidad de Mutxamel.

M.G./A.S.M./M.C.S./ AGENCIAS Comentar
Una historia pasada por agua

Una historia pasada por agua

POR ARANTXA RICAFOTO JUAN CARLOS SOLERALICANTE. El derecho de uso de las aguas del trasvase del Tajo-Segura tiene en jaque de guerra a las comunidades de Castilla-La Mancha, la de Murcia y a la

Las liebres y los galgos de la FVMP

LA cita de la gran asamblea de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP) se ha fijado para el 19 de octubre. En Valencia porque corresponde celebrarse en la capital del Cap i Casal

El parricida empleó una brutalidad extrema

Los datos más escabrosos revelados por el autor confeso del triple parricidio ilicitano, José María Maciá Navarro, en su declaración en la Comisaría ilicitana a las pocas horas de cometerlo, han sido corroborado por la autopsia, al menos por los primeros resultados de la misma. La hora de la muerte se ha fijado por los forenses entre la medianoche y la tres de la madrugada del miércoles por la rigidez que presentaban los tres cadáveres. El homicida aseguró a los policías que interrumpió su noche de juerga, iniciada a la salida del trabajo en un pub de Mutxamel, sobre las doce y media de la noche para volver a su casa, en Elche, y recoger dinero. Fue entonces cuando atacó mortalmente a su familia. Fijó la hora del asesinato sobre la una de la madrugada, un horario que coincide plenamente con los resultados de los exámenes forenses y que corrobora por tanto su versión. Algunos de los resultados están evidenciando un forma de actuar muy selectiva, enfocada desde el principio a un resultado mortal de necesidad. Los tres víctimas fueron asesinadas de la misma manera y prácticamente sufrieron el mismo número de golpes. Todos los mazazos fueron asestados sólo y únicamente en el cráneo, tanto en la cara anterior como en la posterior. No se han detectado signos de violencia en ninguna parte del resto del cuerpo. La brutalidad empleada fue extrema y los destrozos en las cabezas revelan un claro ensañamiento. La postura de los cadáveres apuntó desde el principio a que la agresión se produjo sin que las víctimas pudieran tener opción a defenderse. La autopsia ha ratificado estos extremos. Los tres dormían plácidamente. La primera víctima fue la mujer. El examen de su cadáver no ha revelado ningún signo, aunque mínimo, de rasguños en manos y brazos típicos en estos casos porque la víctima se protege instintivamente de su agresor. Resulta llamativo que José María Maciá empleara la misma fuerza con sus dos hijos, debido a la fragilidad de sus cuerpos. Algunos profesionales de la Medicina Forense subrayaron al respecto que es muy sorprendente una conducta tan violenta en una persona que carece de antecedentes por maltrato. Relacionaron su forma de actuar con una posible psicopatía, que hubiera aflorado aquella noche, posiblemente como consecuencia del consumo de sustancias estupefacientes y alcohol. Los forenses realizaron también una batería de muestras toxicológicas de las víctimas. para descartar, entre otras cosas, que el parricida hubiera narcotizado a sus víctima antes de golpearlas. Examen psiquiátrico Los profesionales del Instituto de Medicina Legal de Alicante serán también los que se encargarán de examinar al asesino confeso. Resulta imprescindible establecer si sufre algún trastorno mental o de la personalidad y si en el momento de los hechos era consciente de lo que estaba haciendo. En su declaración, Maciá aseguró que no sabía por qué había matado a su familia, que la quería mucho, y sólo acertó a decir que se le había ido la cabeza. Sin embargo, a falta de conocer su grado de imputabilidad, llama mucho la atención de que cogiera de la furgoneta la maza que utiliza a diario en su trabajo de albañil, se la metiera en un bolsillo de su mono y subiera a su domicilio supuestamente para recoger unos cien euros. Esta circunstancia evidencia premeditación. Su comportamiento, además, revela una frialdad tremenda. Tras asesinar, limpió la maza y se lavó las manos. Cogió diversos efectos de su casa, entre ellos dos ordenadores, bajó a la calle y volvió a irse de juerga con dos amigos tras comprar cocaína. Estos detalles, a falta de que se conozca un estudio detallado de su perfil psicológico y del psiquiátrico, abundan, junto a su intento de huida durante más de tres horas, en una falta total de arrepentimiento. Diligencias La juez instructora del caso decretó ayer el secreto del sumario. Este caso terminará en un tribunal de jurado al no haberse apreciado otro delito imputable que no sea el triple parricidio. Las diligencias policiales se dilataron a lo largo de la jornada de ayer con el fin de atar al máximo las pruebas. A última hora de la tarde, éstas estaban acabadas y la Policía Nacional estaba a la espera de que la juez les comunicara el momento del traslado del acusado al Palacio de Justicia. Fuentes judiciales indicaron que José María Maciá Navarro declarará esta mañana en el juzgado instructor, el número 3 de Elche. El parricida explicará a la juez cómo mató a su mujer y sus dos hijos, de seis y dos años, mientras se estará celebrando en el tanatorio el sepelio y momentos después su enterramiento Mientras, en el barrio del Pla de Elche, donde ayer se concentraron 1.500 personas en señal de repulsa por el triple crimen, nadie da crédito aún a la frialdad con que actuó José María Maciá, cuya personalidad continúa siendo un enigma.

TEXTO: G. MARTÍN/ I.GENOVÉS /M. T. BOLÍVAR/ Comentar

Un PSPV acuciado por sus acreedores

L a falta de expectativas a nivel nacional y la renuncia en el ámbito autonómico subrayan la sombra del X Congreso del PSPV en el rumbo de la dirección socialista y explican las últimas decisiones de un partido acuciado por grupos de acreedores con carné de militantes<br>VALENCIA. El remedo de L´Alacantí, con la expulsión de los diputados críticos «por tránsfugas» y su inclusión (!) en los grupos municipales como «independientes», es una muestra más de que la dirección socialista no puede sino capear mal que bien la insolvencia electoral y económica, acuciada como está por grupos de acreedores armados con carnés de militantes.<br>Militantes que votarán en el X Congreso, que en muchos casos son depositarios del magro resultado electoral y de sus subvenciones, y que conocen al dedillo la dialéctica de los clanes sobre la que se asienta el andamiaje de Blanquerías, por más que Joan Ignasi Pla o Vicent Sarrià insistan en que «el PSPV de ahora no es el mismo que en 1999».<br>Esta situación de carestía y chantaje orgánico en un horizonte político difuso en el ámbito nacional y de renuncia en el marco autonómico explica la resolución improvisada de la crisis, las negociaciones con el PP para crear puestos de asesores en las Cortes, y la falta de respuesta ante un Gobierno valenciano que engorda la «serpiente de verano» con «gestos» de tuétano escaso y abundante rédito mediático.<br><strong>De tránsfugas a socios<br></strong>Por partes. Joan Ignasi Pla ordenó a sus allegados que convencieran a José Blanco de que la única forma de atajar el desbarajuste alicantino y evitar nuevas asonadas era cortar por lo sano. Pero luego se ha visto obligado a mantener a los mismos que llama «tránsfugas» en sus agrupaciones locales a fin de no perder El Campello, Tibi, Mutxamel y Benijófar y se ha dado de bruces con la renuencia pública de su grupo en la Diputación prestos a negociar una salida amable con los díscolos que les permita compartir pesebre.<br>La pretensión de Pla es (o era) forzar una ruptura y que los renovadores se constituyeran en grupo mixto para luego, con la colaboración del PP, aplicar el Pacto Antitransfuguismo y marginarlos de los recursos económicos y humanos de la corporación, cinrcunstancia a la que el presidente (desde hoy) de la Diputación alicantina, José Joaquín Ripoll, no se ha prestado en ningún momento.<br>Un indicador de que la expulsión de los críticos -«aliados mal remunerados», que dicen algunos- no surtió efecto es la tranquilidad con que el alcalde de Benijófar, José Luis González, ha preservado su acta de diputado provincial para tomar escaño.<br>El poder de los críticos socialistas -los hallados y los venideros- , se nutre de la falta de expectativas de la oposición en la Comunidad, mayor si cabe tras la crisis de la Asamblea de Madrid y el cuestionamiento de Rodríguez Zapatero y, sobre todo, por la facilidad con que el Gabinete Francisco Camps cultiva la «actualidad política» en la aridez informativa del verano.<br>En el Partido Socialista nadie duda -se comenta, incluso- que el presidente Camps principia un ciclo de ocho años, lo que facilita los movimientos a largo plazo y subraya la sombra del X Congreso PSPV en el rumbo del partido y el peso de los clanes.<br>Precisamente, en clave de Congreso ha tomado Joan Ignasi Pla sus últimas decisiones y la más significativa la de «traicionar» a su número dos en la Ejecutiva, José Luis Ábalos. Su promesa de colocar a Ábalos como portavoz de la Diputación de Valencia -que nace de las primarias-, pasó a mejor vida el pasado viernes porque el secretario general de los socialistas valencianos no quiere dar protagonismo a un hombre al derrotó por estrecho margen en el pasado. Pero, esa traición ha abierto un frente más de disputa interna a todas luces gratuito y peligroso.<br>Mientras, la necesidad de pagar las hipotecas asumidas a la espera de mejores tiempos impelen a la dirección del PSPV a brindarse al PP en las Cortes en busca del bálsamo pacificador de las asesorias. La dirección socialista iniciará esta semana «reuniones de trabajo» con el resto de partidos para abordar «las necesidades de recursos de los grupos». Parece lógico que, dado que el presidente Camps se ha comprometido a revitalizar la actividad parlamentaria, sus señorías cuenten con los medios para engrasar máquinas. Ésta es al menos la teoría que sugiere el portavoz socialista Antoni Such.<br><strong>Negro político o acreedor<br></strong>La figura del asesor oscila entre el «negro político», el escudero fiel, el acreedor merecidísimo y el premio consolación a quienes quedaron marginados de las listas o a la intemperie del puchero institucional, tan escaso. El asesor es un experto en algo o un funcionario, o un privilegiado; trabaja mucho, o sólo pasa por dependencias a por la nómina; es un mandado, o manda siquiera desde el anonimato.<br>El común denominador es que son retribuidos un sueldo nada despreciable -en torno a los 2.100 euros netos mensuales en el Ayuntamiento de Valencia, según cuentan-, que a veces se redondea con puestos en «Consejos de...», y un pedigrí ineludible cuando a la hora de las purgas: en Valencia, por ejemplo, de los diecisiete asesores que contaba el grupo socialista repiten 14 y quedan fuera quienes se significaron en su apoyo a Ana Noguera frente al portavoz, Rafa Rubio.<br>En el ayuntamiento del Cap i Casal hay un asesor y medio por escaño, y en la Diputación de Valencia uno por diputado más un coordinador. En la corporación de Castellón el PP se ha adjudicado 20 asesores y ha dejado al PSPV con 3 y al Bloc con 1. El desbarajuste y los agravios son tales que parece probable que los grupos parlamentarios reclamen un aumento de medios.<br>Además, todos los grupos tienen necesidades técnicas y familia (política) que ocupar. Pero dejarán que sea el PSPV el que se retrate. En L´Entesa «la prioridad es lograr más ordenadores y un lugar adecuado para celebrar ruedas de prensa», según explicó Joan Antoni Oltra. En el PP probablemente se harán de rogar antes de ceder. Así subrayarán la carestía socialista y dirigirán la atención de los periodistas hacia las quinielas y adscripciones de los beneficiarios, para celebrar después los réditos de contar mayor bancada.<br>En el PSPV ya Antoni Asunción trató de pactar con Eduardo Zaplana el asunto de los asesores parlamentarios, pero el presidente del PP declinó el acuerdo por la máxima de que al enemigo ni agua. Las voces más críticas dentro del PSPV advierten de que «peor que el coste mediático de pactar las asesorías en las Cortes es la percepción generalizada de que la viabilidad de la oposición pasa por el PP».<br>

TEXTO M. GASPARET FOTO I. GARCÍA Comentar

Valencia se convierte en un gran desfile de trajes regionales, danzas y sones populares

Adriana Polo y Elena Nebot, Fallera Mayor y Fallera Mayor Infantil de Valencia, respectivamente gozaron de una de las noches más hermosas de su reinado, junto con sus cortes, al poder presenciar el homenaje que las tierras valencianas hicieron al folclore de diversos lugares del mundo en un acto de intercambio cultural y de confraternización entre los pueblos.

VALENCIA. Marina Benito Comentar