Temas

Benijófar

Benijófar imágenes y vídeos

detenido por causar el incendio de una vivienda en el que murio un hombre

detenido por causar el incendio de una vivienda en el que murio un hombre

Un hombre ha sido detenido por quemar su propia casa. El pasado 16 de septiembre el fuego devoraba la vivienda de la localidad alicantina de Benijófar. En el momento del incendio un hombre ecuatoriano estaba pintando. Salió ardiendo de la casa. Presentaba quemaduras en el 80% de su cuerpo y murió días después en el Hospital de la Fe, Valencia. Según las primeras investigaciones el fallecido fue el autor del incendio. Él y el propietario de la casa iban a repartirse el dinero del seguro, pero algo salió mal. Ahora el dueño de la casa podría ser acusado también de homicidio.


El mapa del desencanto

El mapa del desencanto

Tras la ilusión por la victoria en el Congreso Nacional, la Ejecutiva de Joan Ignasi Pla empieza a caer en el pesimismo. Mientras las crisis orgánicas se suceden, en los círculos de Blanquerías se empieza a pensar en una derrota casi inevitable en 2007

Un PSPV acuciado por sus acreedores

L a falta de expectativas a nivel nacional y la renuncia en el ámbito autonómico subrayan la sombra del X Congreso del PSPV en el rumbo de la dirección socialista y explican las últimas decisiones de un partido acuciado por grupos de acreedores con carné de militantes<br>VALENCIA. El remedo de L´Alacantí, con la expulsión de los diputados críticos «por tránsfugas» y su inclusión (!) en los grupos municipales como «independientes», es una muestra más de que la dirección socialista no puede sino capear mal que bien la insolvencia electoral y económica, acuciada como está por grupos de acreedores armados con carnés de militantes.<br>Militantes que votarán en el X Congreso, que en muchos casos son depositarios del magro resultado electoral y de sus subvenciones, y que conocen al dedillo la dialéctica de los clanes sobre la que se asienta el andamiaje de Blanquerías, por más que Joan Ignasi Pla o Vicent Sarrià insistan en que «el PSPV de ahora no es el mismo que en 1999».<br>Esta situación de carestía y chantaje orgánico en un horizonte político difuso en el ámbito nacional y de renuncia en el marco autonómico explica la resolución improvisada de la crisis, las negociaciones con el PP para crear puestos de asesores en las Cortes, y la falta de respuesta ante un Gobierno valenciano que engorda la «serpiente de verano» con «gestos» de tuétano escaso y abundante rédito mediático.<br><strong>De tránsfugas a socios<br></strong>Por partes. Joan Ignasi Pla ordenó a sus allegados que convencieran a José Blanco de que la única forma de atajar el desbarajuste alicantino y evitar nuevas asonadas era cortar por lo sano. Pero luego se ha visto obligado a mantener a los mismos que llama «tránsfugas» en sus agrupaciones locales a fin de no perder El Campello, Tibi, Mutxamel y Benijófar y se ha dado de bruces con la renuencia pública de su grupo en la Diputación prestos a negociar una salida amable con los díscolos que les permita compartir pesebre.<br>La pretensión de Pla es (o era) forzar una ruptura y que los renovadores se constituyeran en grupo mixto para luego, con la colaboración del PP, aplicar el Pacto Antitransfuguismo y marginarlos de los recursos económicos y humanos de la corporación, cinrcunstancia a la que el presidente (desde hoy) de la Diputación alicantina, José Joaquín Ripoll, no se ha prestado en ningún momento.<br>Un indicador de que la expulsión de los críticos -«aliados mal remunerados», que dicen algunos- no surtió efecto es la tranquilidad con que el alcalde de Benijófar, José Luis González, ha preservado su acta de diputado provincial para tomar escaño.<br>El poder de los críticos socialistas -los hallados y los venideros- , se nutre de la falta de expectativas de la oposición en la Comunidad, mayor si cabe tras la crisis de la Asamblea de Madrid y el cuestionamiento de Rodríguez Zapatero y, sobre todo, por la facilidad con que el Gabinete Francisco Camps cultiva la «actualidad política» en la aridez informativa del verano.<br>En el Partido Socialista nadie duda -se comenta, incluso- que el presidente Camps principia un ciclo de ocho años, lo que facilita los movimientos a largo plazo y subraya la sombra del X Congreso PSPV en el rumbo del partido y el peso de los clanes.<br>Precisamente, en clave de Congreso ha tomado Joan Ignasi Pla sus últimas decisiones y la más significativa la de «traicionar» a su número dos en la Ejecutiva, José Luis Ábalos. Su promesa de colocar a Ábalos como portavoz de la Diputación de Valencia -que nace de las primarias-, pasó a mejor vida el pasado viernes porque el secretario general de los socialistas valencianos no quiere dar protagonismo a un hombre al derrotó por estrecho margen en el pasado. Pero, esa traición ha abierto un frente más de disputa interna a todas luces gratuito y peligroso.<br>Mientras, la necesidad de pagar las hipotecas asumidas a la espera de mejores tiempos impelen a la dirección del PSPV a brindarse al PP en las Cortes en busca del bálsamo pacificador de las asesorias. La dirección socialista iniciará esta semana «reuniones de trabajo» con el resto de partidos para abordar «las necesidades de recursos de los grupos». Parece lógico que, dado que el presidente Camps se ha comprometido a revitalizar la actividad parlamentaria, sus señorías cuenten con los medios para engrasar máquinas. Ésta es al menos la teoría que sugiere el portavoz socialista Antoni Such.<br><strong>Negro político o acreedor<br></strong>La figura del asesor oscila entre el «negro político», el escudero fiel, el acreedor merecidísimo y el premio consolación a quienes quedaron marginados de las listas o a la intemperie del puchero institucional, tan escaso. El asesor es un experto en algo o un funcionario, o un privilegiado; trabaja mucho, o sólo pasa por dependencias a por la nómina; es un mandado, o manda siquiera desde el anonimato.<br>El común denominador es que son retribuidos un sueldo nada despreciable -en torno a los 2.100 euros netos mensuales en el Ayuntamiento de Valencia, según cuentan-, que a veces se redondea con puestos en «Consejos de...», y un pedigrí ineludible cuando a la hora de las purgas: en Valencia, por ejemplo, de los diecisiete asesores que contaba el grupo socialista repiten 14 y quedan fuera quienes se significaron en su apoyo a Ana Noguera frente al portavoz, Rafa Rubio.<br>En el ayuntamiento del Cap i Casal hay un asesor y medio por escaño, y en la Diputación de Valencia uno por diputado más un coordinador. En la corporación de Castellón el PP se ha adjudicado 20 asesores y ha dejado al PSPV con 3 y al Bloc con 1. El desbarajuste y los agravios son tales que parece probable que los grupos parlamentarios reclamen un aumento de medios.<br>Además, todos los grupos tienen necesidades técnicas y familia (política) que ocupar. Pero dejarán que sea el PSPV el que se retrate. En L´Entesa «la prioridad es lograr más ordenadores y un lugar adecuado para celebrar ruedas de prensa», según explicó Joan Antoni Oltra. En el PP probablemente se harán de rogar antes de ceder. Así subrayarán la carestía socialista y dirigirán la atención de los periodistas hacia las quinielas y adscripciones de los beneficiarios, para celebrar después los réditos de contar mayor bancada.<br>En el PSPV ya Antoni Asunción trató de pactar con Eduardo Zaplana el asunto de los asesores parlamentarios, pero el presidente del PP declinó el acuerdo por la máxima de que al enemigo ni agua. Las voces más críticas dentro del PSPV advierten de que «peor que el coste mediático de pactar las asesorías en las Cortes es la percepción generalizada de que la viabilidad de la oposición pasa por el PP».<br>

TEXTO M. GASPARET FOTO I. GARCÍA Comentar
La constructora afirma que terminará la autopista Alicante-Cartagena en 60 días

La constructora afirma que terminará la autopista Alicante-Cartagena en 60 días

El ingeniero responsable de las obras de la Autopista Alicante-Cartagena, Luis Quintana, ha asegurado que esta nueva infraestructura estará concluida a finales de marzo, antes de 60 días, según los datos recogidos ayer por este periódico en las oficinas de la constructora. La concesionaria Ausur explica que ellos no disponen aún de fecha oficial para abrir al tráfico los 80 kilómetros del trazado.

ALICANTE. S. Córcoles Comentar