Las Cortes y el Banco de España solapan su investigación sobre CAM

Fernández Ordoñez remite el expediente disciplinario a la Audiencia Nacional

ALICANTE Actualizado:

Los problemas crecen para los antiguos administradores de Caja Mediterráneo (CAM). Mientras analizan la documentación del expediente disciplinario que les ha abierto el Banco de España, buena parte de ellos están a la espera de ser llamados a declarar ante la comisión de investigación que quedó constituida el pasado mes de diciembre en las Cortes Valencianas para estudiar las posibles irregularidades cometidas en la gestión de la caja alicantina.

Las fuentes consultadas por ABC indicaron que los integrantes de la comisión aprobarán el próximo 15 de marzo la lista de ex directivos de la CAM y representantes de instituciones públicas que serán llamados a declarar ante la comisión. Según el calendario aprobado, las comparecencias se desarrollarán durante dos meses, hasta el 18 de mayo, y la comisión aprobará de dictamen de conclusiones el 11 de junio. El documento será debatido luego por el Pleno de la Cámara.

De forma paralela a las labores parlamentarias, el Banco de España sigue adelante con el expediente disciplinario abierto a 49 ex directivos de la caja, incluyendo a los antiguos miembros de su consejo de administración, algunos de los cuales aún están a la espera de recibir la documentación. El empresario hotelero Pere Juan Devesa aseguró ayer en declaraciones a ABC que no tiene constancia de haber aprobado «ninguna decisión irregular» durante los diez meses que formó parte del consejo de administración de CAM, entre los años 2010 y 2011.

Querella por estafa

La documentación remitida por el Banco de España no incluye por el momento ningún tipo de propuesta de sanción, sino que resume una serie de hechos presuntamente irregulares, a cuya exposición pueden presentar ahora alegaciones los interesados durante un plazo de 20 días.

El Banco de España también ha remitido a la Audiencia Nacional el expediente sancionador, para que sea incorporado a la causa que instruye el juez Fernando Grande-Marlaska tras admitir a trámite una querella interpuesta contra la ex directora general de la CAM, María Dolores Amorós, y otros ex directivos de la caja, acusados delito societario, estafa y falsedad documental. Los querellantes, entre los que se encuentra el abogado Diego de Ramón, solicitaron la incorporación del expediente del Banco de España a la causa penal abierta en la Audiencia Nacional.La acusación ha insistido en que las irregularidades cometidas por los antiguos gestores de la CAM son constitutivas de delito, ya que, a su juicio, mintieron sobre los resultados y engañaron a los compradores de cuotas participativas.