Natxo Bellido (Compromís), Miguel Ángel Pavón (Guanyar) y Gabriel Echávarri (PSOE)
Natxo Bellido (Compromís), Miguel Ángel Pavón (Guanyar) y Gabriel Echávarri (PSOE) - JUAN CARLOS SOLER
POLÍTICA

El tripartito de Alicante evaluará el «nivel» de valenciano de 2.500 funcionarios

La encuesta medirá el grado de conocimiento de la lengua y pretende «recuperar la identidad»

ALICANTEActualizado:

La Concejalía de Presidencia del Ayuntamiento de Alicante, que dirige Natxo Bellido (Compromís), realizará en breve una encuesta entre los más de 2.000 funcionarios municipales con el objetivo de «conocer con exactitud el nivel actual de conocimiento y uso de la lengua valenciana entre cada uno de sus trabajadoras y trabajadores», según la información facilitada desde el propio departamento.

El cuestionario todavía no se ha remitido a la plantilla, según ha podido saber ABC, si bien las mismas fuentes oficiales indicaron que se trata de una medida más dentro de una campaña más ambiciosa que ya se ha iniciado por ahora a título solo informativo con el espíritu de «fomentar el cumplimiento de la normativa vigente en cuanto al uso de la lengua valenciana entre el personal municipal»

De momento, en un escrito dirigido al personal, el área de Presidencia recuerda que «la cooficialidad lingüística está instaurada por la Constitución Española, por el Estatuto de Autonomía, y por la Ley 4/1983, de 23 de noviembre, de uso y enseñanza del valenciano (LUEV). Y abunda el concejal de Compromís y actualmente portavoz del equipo de gobierno –integrado también por el PSOE y Guanyar Alacant, que respaldan esta campaña– que «toda esta normativa establece que la lengua propia y cooficial de la Comunidad Valenciana es el valenciano, igual que lo es el castellano, y recoge la necesidad de recuperar su uso social y oficial».

El objetivo declarado es «restablecer» el idioma que los nacionalistas consideran «histórico» en Alicante

«Dar ejemplo»

A juicio de Bellido, los funcionarios municipales tienen una especial responsabilidad en esta materia lingüística. «Como Administración local y más cercana a la ciudadanía, está especialmente obligado a dar ejemplo y a garantizar la normalización lingüística del valenciano, y también, los derechos lingüísticos de los hablantes de las dos lenguas oficiales», subrayan en su escrito.

Con esta campaña, el equipo de gobierno del tripartito pretende así «cumplir con su compromiso de restablecer el uso y el prestigio de la lengua histórica de la ciudad de Alicante, como instrumento de recuperación de la identidad y la autoestima de la ciudad, y como una buena estrategia para construir una sociedad plurilingüe».

La campaña se ha iniciado ya a título «informativo» y antes de enviar el test se ofrece un servicio de ayuda

Según el último sondeo realizado sobre este tema por la Generalitat en el pasado mes de abril entre 2.000 encuestados en el conjunto de las tres provincias, en el caso de la capital alicantina apenas un 2% de la población declara comunicarse en valenciano. Un porcentaje de los más bajos, únicamente superado por Torrevieja.

En este contexto que dista mucho de lo que parece anhelar el actual equipo de gobierno de izquierdas, sus dirigentes «piden la colaboración de toda la plantilla para que, en el ámbito de las competencias, adopte las medidas necesarias para conseguirlo, y recuerdan que la Oficina de Promoción del Valenciano está a su disposición para las traducciones y el asesoramiento lingüístico necesarios».

Cumplen así las tres formaciones con el espíritu de algunas de sus promesas electorales incluidas en los programas respectivos antes de presentarse a las urnas. Entre ellos, tal vez Compromís apuntaba a metas más ambiciosas, puesto que sugería un cambio en las señales y placas de calles y plazas, que desde hace años están rotuladas en castellano y valenciano por separado, pero repartidas por igual a un lado y otro de cada vía pública. De momento, no lo han aplicado, aunque no está claro si eso entrañaría dejar únicamente señales en valenciano.