Yacimiento en Ademuz Los antepasados iberos

Un equipo de arqueólogos encuentra un poblado del S. IV a.C. destruido por el fuego

VALENCIA Actualizado:

Tres años son los que el arqueólogo Daniel Giner y su equipo de ocho voluntarios han pasado excavando en un yacimiento de La Celadilla, situado en el término municipal de Ademuz. El trabajo ha recibido su recompensa: los restos de un poblado íbero del siglo IV antes de Cristo. Casas de planta rectangular, zócalos de piedra, instrumentos domésticos, hornos para elaborar el pan... Sería suficiente para realizar un gran estudio, pero la sopresa llegó cuando aparecieron dos esqueletos humanos que pertenecieron a habitantes de esta época.

La destrucción definitiva del poblado se produjo por un incendio, probablemente en el año 350 a. C. Como explica el director de la excavación Daniel Giner, encontrar un hallazgo de estas características «es muy inusual», ya que «la tradición funeraria de esta cultura era de incineración» en las necrópolis —cementerios situados fuera de los límites urbanos—. De hecho, todo indica que los restos encontrados son de habitantes que murieron a causa del fuego.

Además, por lo que se ha encontrado del asentamiento, es probable que la población fuera bastante reducida, ocupando, según Giner, sólo «media hectárea».

La excavación se enmarca dentro de un proyecto promovido por el Ayuntamiento de Ademuz y se trata de una actuación arqueológica integral. El inicio de esta campaña se sitúa en agosto de 2009 y son quincenales debido al volumen. De hecho, suelen ser en Semana Santa y las dos últimas semanas de julio.

La financiación y el apoyo provienen del consistorio de Ademuz, aunque es la dirección de Patrimonio Cultural Valenciano de la Generalitat quien lo autoriza.

Apertura al público

El propio proyecto, como suele ser habitual, se divide en varias fases. De esta primera se pasa al estudio más exhaustivo y, posteriormente, se procederá a abrir al público. Aun así, el consistorio de la localidad celebró el pasado viernes una jornada de puertas abiertas para dar a conocer los trabajos obtenidos y mostrar la forma de vida de los habitantes de Ademuz hace más de 2.300 años.

El director de la excavación indica que aproximadamente en cinco años existirá una parte apta para la visita. Aun así, existen retrasos debido a que desde hace dos años no se convocan subvenciones.