Una visita histórica

El fin del terrorismo en Irlanda del Norte ha hecho posible este gesto de reconciliación entre Irlanda y Reino Unido

Actualizado:

La visita de la Reina Isabel II de Gran Bretaña a la República de Irlanda constituye un acontecimiento histórico plagado de simbolismos, que la inmensa mayoría del pueblo irlandés ha saludado con alegría y satisfacción. El fin del terrorismo en Irlanda del Norte ha hecho posible este gesto de reconciliación que debería permitir la plena normalización de la vida política, económica y social entre las dos islas, integradas ambas en el seno de la Unión Europea. La minoría recalcitrante que pretendía boicotear este acontecimiento —incluso a través de un atentado— ha sido claramente barrida por la historia.