Valencia roza los cinco millones de metros «verdes»
ROBER SOLSONA

Valencia roza los cinco millones de metros «verdes»

El objetivo del Ayuntamiento con las nuevas actuaciones es alcanzar los seis millones de metros cuadrados de grandes parques

R. CARRIÓN
VALENCIA Actualizado:

A imagen y semejanza de otras grandes urbes europeas, Valencia ha apostado en las últimas décadas por una ciudad en la que convivan cemento y zonas verdes a partes iguales. No en vano, la capital del Turia ya roza los cinco millones de metros cuadrados en zonas verdes, sin incluir la Devesa de El Saler ni La Albufera.

Además, Valencia se siente orgullosa de conservar la mayoría de sus jardines históricos, con un mantenimiento ejemplar y, sobre todo, respetuoso con el patrimonio arbóreo y arquitectónico. Estos jardines siempre han estado asociados a antiguos edificios de carácter civil, religioso y residencial, o bien integrados en el espacio urbano, como paseos, avenidas y jardines de carácter público, que forman parte de su historia.

Los jardines históricos más importantes de la ciudad están emplazados en los terrenos de lo que fuera una zona palaciega en época musulmana y donde después se edificó el palacio de los reyes cristianos de Valencia, derruido durante la francesada. Su disposición es herencia de la sensibilidad árabe.

La categoría histórica de este parque, su extensión, su rica jardinería y la profusión de monumentos escultóricos dedicados a personajes célebres, entre los que también se ha colocado un monumento al Pato Donald, y fuentes que realzan el entorno, lo convierten en el jardín más notable de la ciudad.

Jardines de Monforte

Considerados unos de los jardines más bellos de España, forman parte del Tesoro Artístico Nacional. Aunque de estilo neoclásico, de artístico trazado del siglo XIX, se impone la atmósfera romántica, con pérgolas cubiertas de buganvillas, glorietas bucólicas, surtidores, acogedores pabellones y el pabellón de descanso, que en conjunto producen un relajante efecto. También destacan las esculturas que se encuentran en su interior, como los dos leones en mármol de Carrara.

Jardín Botánico

El Jardín Botánico de Valencia, aunque muy antiguo, no se instala en el emplazamiento actual hasta 1802. Pionero de los jardines botánicos españoles, fue fundado por el naturalista Antonio José Cavanilles. A lo largo de los años, la Universidad de Valencia ha puesto grandes medios a disposición del nuevo jardín, que incrementó sus relaciones con otros jardines botánicos de España y el extranjero, alcanzando así el gran renombre que posee actualmente. Contiene una gran variedad de árboles, arbustos y otras plantas, y cuenta en la actualidad con alrededor de 30.000 plantas valencianas y especies importadas, conservando incluso diversos hivernáculos del estilo de principios del siglo XIX. Gracias al acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento y la propiedad del solar de Jesuitas, el jardín será ampliado en el futuro.

Pero al cuidado y conservación de estos jardines históricos se han incorporado la creación de grandes parques urbanos y zonas ajardinadas por todos los barrios, como Orriols, Ademuz, Marchalenes o La Rambleta. Además, el Ayuntamiento ha apostado decididamente por completar el Jardín del Turia, y avanzar hacia la fachada marítima. Algo que se conseguirá cuando el gran delta verde del Grao esté culminado. El objetivo es alcanzar los seis millones de metros cuadrados de grandes parques y a la cifra histórica de 19 metros cuadrados de zonas verdes por habitante.