SERRANOS Y FUSTADos puentes que mejorarán la fisonomía de la ciudad

El Pont de Fusta abrirá el 20 febrero y el de Serranos estará para la Crida

ABC
VALENCIA Actualizado:

El nuevo Pont de Fusta de Valencia, compuesto por una pasarela peatonal y otra con tres carriles para vehículos, abrirá al tráfico el próximo 20

de febrero y asumirá el tránsito que diariamente circula por el puente de Serranos, que a su vez estará terminado para la Crida, seis días más tarde.El proyecto tiene un presupuesto global de once millones de euros.

El nuevo puente, que tendrá una calzada de once metros, liberará al de Serranos del tráfico que soportaba desde hace siglos, ya que superaba los 18.000 coches y 700 autobuses de la EMT diarios. Por ello, el Ayuntamiento de Valencia lo está peatonalizando y sustituyendo su función para la conexión y vertebración de la ciudad y la accesibilidad a la misma desde las dos partes del antiguo cauce del río.

Para ello, se realizó un concurso y surgió el proyecto de crear un nuevo Pont de Fusta, con once metros de sección y tres carriles para vehículos (dos para uso particular y uno para la EMT), separados de la parte peatonal.

El puente de Serranos, por su parte, se convertirá en peatonal y finalizará en una plaza, que será bautizada con el nombre de plaza de la Crida, al enfrentar directamente con el balcón de las Torres de Serranos desde el que la fallera mayor de Valencia hace el llamamiento cada año a los ciudadanos a participar en las Fallas.

Ambos puentes permitirán el paso de bicicletas, y así los usuarios de este medio de transporte podrán elegir circular bien por Serranos, o bien por cualquiera de las dos calzadas del Pont de Fusta. El proyecto se completa con la remodelación del puente de la Trinidad, en el que se ensancharán las aceras, así como la mejora de la urbanización vial de los márgenes del antiguo cauce, en el que se mantendrán dos campos de fútbol, mientras que el resto se ajardinará.