Ripoll paga con billetes de 500

El presidente de la Diputación de Alicante ha gastado 109.000 euros de procedencia «no justificada» en compras de lujo

ALICANTE Actualizado:

¿Sale usted de compras con 23.000 euros en el bolsillo? El presidente de la Diputación de Alicante, Joaquín Ripoll, sí. Ni tarjetas de crédito, ni cheques, ni visitas al cajero automático: dinero contante y sonante en la cartera, en billetes de 500 euros, para realizar compras cotidianas.

Un dinero que no procede de sus ingresos oficiales como presidente de la Diputación, según el informe elaborado por la Brigada de Blanqueo de Capitales de la Policía Nacional para el juez instructor del «caso Brugal».

El dictamen, al que ha tenido acceso ABC, sostiene que a lo largo de dos años y medio Ripoll y su mujer, Margarita de la Vega, han efectuado compras en tiendas de artículos de lujo y agencias de viaje por importe de 108.984 euros. Pagando siempre en efectivo, con un dinero que no procede de la cuenta bancaria en la que Ripoll cobra su sueldo (que ronda los 80.000 euros al año, incluyendo las dietas que percibe como miembro de varios consorcios públicos).

Siempre según el informe elaborado por la Policía, Ripoll y su mujer son asiduos de la tienda de Loewe situada en la calle Serrano de Madrid, donde han efectuado compras por valor de 18.241 euros, pagando siempre en efectivo. En una de estas visitas, registrada en enero de 2008, el presidente provincial (o su esposa) gastó 10.200 euros en un bolso Tote Patchwork (de 8.900 euros), una cazadora Napa Cerato de conejo y un chal Jacquard de seda. El matrimonio pagó con tres billetes de 500 euros, y le devolvieron 200 euros de cambio.

En el mismo establecimiento, la pareja ha realizado compras como un bolso Alba de 990 euros, una americana de tipo blazer Traveller de 1.100, un bolso Paloma de 1.300 euros y un chaleco de 690 euros.

El matrimonio también tiene por costumbre pagar en efectivo sus compras en la agencia de viajes Hispania, siempre según el informe de la Policía. El viaje de toda la familia a Nueva York en enero de 2010 costó 23.000 euros, incluyendo los pasajes de avión, tres habitaciones en el hotel Loews Regency, una excursión por Manhattan y un tour por Harlem.

La Policía Nacional ha detectado pagos de la familia que suman 292.658 euros, con dinero en efectivo «de procedencia no justificada», entre los meses de enero de 2008 y julio de 2010.