Ripoll autorizó por decreto un gasto de 37.100 euros en Palma de Mallorca

El alquiler del barco supone uno de cada cinco euros gastados en las Islas

ALICANTE Actualizado:

Los gastos del Patronato de Turismo de la Costa Blanca en la Copa del Rey de Vela que se celebra cada agosto en aguas de Palma de Mallorca se justifican mediante decretos de Presidencia, dictados por el propio Joaquín Ripoll sin necesidad de control del Patronato o del pleno de la Diputación.

Al margen de la junta rectora del Patronato de Turismo y del pleno de la institución, el presidente provincial autoriza con su firma en un decreto los gastos derivados de la promoción de Alicante en la prueba balear, que incluyen el alojamiento en hoteles de lujo, cenas y cócteles de alto standing y el alquiler de un barco a disposición de políticos y personal del organismo para seguir la prueba náutica.

Así, un decreto firmado el 29 de julio de 2005 autoriza al Patronato de Turismo a desembolsar la cantidad de «37.100 euros» en concepto de «Participación en la 24 Copa en Baleares». Una cantidad —más de seis millones de pesetas— que la delegación del Patronato, incluido el presidente de la Diputación, se gastó del 2 al 6 de agosto de ese mismo año en distintos establecimientos de la capital balear.

Tal como informó ABC el pasado miércoles, solo el alquiler del barco supuso en dicha edición un desembolso de 5.510 euros. Cantidad a la que cabe añadir los 2.275 euros en sueldo del patrón, combustible y mantenimiento. Es decir, el alquiler del yate para seguir la prueba supuso casi 7.800 euros, el 20% del coste total del desplazamiento.

El yate, «promoción»

Los 7.785 euros del alquiler y el mantenimiento del yate coinciden con la cantidad justificada por el Patronato como «Gastos propios de la promoción». Además, uno de los responsables del viaje, Manuel Jiménez —hombre de confianza del presidente provincial— incluyó también 5.881 euros como «gastos protocolarios» en su cuenta justificativa.

Según el guión del desplazamiento a Palma de Mallorca, los responsables del Patronato salieron a navegar los días 3, 4 y 5 de agosto, cuando almorzaron a bordo del barco. El alojamiento, como es habitual, corrió a cargo del hotel Maricel Hospes, por cuyas suites la Diputación llegó a pagar 500 euros la noche. Junto a las salidas al mar, la presencia de los políticos alicantinos en Mallorca se completó con cenas en los lujosos locales de Puerto Portals (Flanigan, el 2 de agosto, y Tristán, el 5) y del Paseo Marítimo (Koldo Royo, el día 4).

9.000 euros por cóctel

El «día grande» de la delegación alicantina tuvo lugar en mitad de la competición, el día 3 de agosto. Esa noche, en la terraza del Maricel, el Patronato de Turismo ofreció un cóctel a las tripulaciones participantes en la regata, con servicio de megafonían incluido para «posibles palabras de bienvenida» de Ripoll. Los cócteles organizados en el establecimiento hotelero, según las facturas a las que ha tenido acceso ABC, han llegado a costar hasta 9.000 euros, justificados también como gastos de promoción.