Ripoll amenazó con desestabilizar Benidorm si perdía el congreso del PP

«A lo mejor mañana Pérez Fenoll empieza a tener problemas en el Ayuntamiento», advirtió

ALICANTE Actualizado:

El presidente de la Diputación de Alicante, Joaquín Ripoll, amenazó con desestabilizar al equipo de gobierno popular de Benidorm si el entonces alcalde de esa población, Manuel Pérez Fenoll, le derrotaba en el congreso provincial que los populares celebraron en Orihuela en diciembre de 2008.

Ocho meses después de producirse estos comentarios el concejal José Bañuls rompió la disciplina de partido y abandonó el gobierno municipal, poniendo en marcha una operación que culminaría con la moción de censura en la que los tránsfugas socialistas encabezados por Agustín Navarro arrebataron a Pérez Fenoll la alcaldía de Benidorm.

El juez instructor del «caso Brugal» ha incorporado al sumario una llamada telefónica intervenida por la Policía el 30 de octubre de 2008. En la conversación, el promotor Enrique Ortiz relata al ex alcalde de Alicante Luis Díaz Alperi que acaba de comer con Ripoll para hablar sobre el Plan Zonal de residuos de la Vega Baja.

Pero durante la comida se habló también del congreso que el PP iba a celebrar dos meses después en Orihuela, en el que Pérez Fenoll disputó a Ripoll la presidencia provincial del partido. En la conversación telefónica, el empresario explica a su interlocutor que ha encontrado a Ripoll muy «animado, dice que arrasa».

Según el relato de Ortiz, el presidente de la Diputación «ha empezado a largar, ha dicho que la suerte que tienen es que voy a ganar y entonces se me pasará, pero están locos, porque imagínate que pierdo, a lo mejor mañana el Ayuntamiento de Benidorm tiene que aprobar algo, y ya empieza a tener algún problemilla Manolo Fenoll».

Las palabras de Ripoll suponían una velada amenaza contra su rival en el congreso del PP. «Como diciendo, que estos me toque los huevos, que los dos años que quedan de mandato van a ver lo que pasa», aclara Ortiz. Ripoll venció finalmente por cinco votos de diferencia a Pérez Fenoll, quien un año después fue desalojado de la Alcaldía con una moción de censura.