Un «regalo» de despedida
Imagen de archivo de Joaquín Ripoll - J. C. SOLER

Un «regalo» de despedida

Ripoll compró dos pantallas de plasma para la Diputación por 6.000 euros al saber que no iba a repetir

ALICANTE Actualizado:

El presidente del PP de Alicante y ex presidente de la Diputación, Joaquín Ripoll, tendrá que esperar para ocupar su ansiado nuevo cargo como presidente de la Autoridad Portuaria de Alicante (APA). Aunque todo indica que finalmente el dirigente popular recalará en el puerto, el pleno del Consell no abordó ayer su nombramiento, como se había especulado en las últimas semanas.

El motivo, según las fuentes consultadas, es doble. De un lado, el PPCV espera que Ripoll renuncie a su acta de concejal en el Ayuntamiento de Alicante antes de nombrarlo —el presidente provincial del partido no tiene competencias asignadas, y a principios de agosto se apuntó al paro—. Por otro, se intentará hacer coincidir el nombramiento de Ripoll con la incorporación del actual presidente de la APA, Miguel Campoy, a la candidatura del PP al Congreso de los Diputados.

Y mientras la incertidumbre sobre el futuro de Ripoll se prolonga algunos días, en la Diputación acaban de descubrir uno de los «regalos» de despedida que les dejó su anterior presidente. Se trata de dos pantallas de plasma para retransmitir los plenos en el exterior, que según fuentes de la institución, han costado 6.000 euros a las arcas provinciales.

Del alquiler a la compra

Según explicaron fuentes conocedoras de la operación, semanas antes de las elecciones municipales del 22-M, la Diputación —todavía presidida por Ripoll—cerró un contrato de alquiler con la empresa propietaria de las pantallas, para instalarlas en el pleno de investidura. En aquel momento, el presidente provincial del PP de Alicante había logrado su objetivo de situarse como «número dos» en la lista al Ayuntamiento, y confiaba en seguir un tercer mandato al frente de la institución provincial.

El 11 de junio, el mismo día en que se constituyeron los ayuntamientos de la provincia —excepto el de Torrevieja, retrasado por un recurso de EU—, varios alcaldes de la comarca de l'Alacantí hacían pública una lista de diputados sin Ripoll avalada por el 75% de los electos en la circunscripción (una maniobra que ABC había adelantado el 2 de junio). Pese a los intentos del presidente provincial de que Génova mediase para forzar su inclusión, finalmente se vio apeado de la institución provincial.

Fue entonces cuando, sabedor de que el 17 de julio, al tomar posesión los nuevos diputados provinciales, se acabaría su trayectoria en la institución, Ripoll decidió modificar el objeto del contrato. La Diputación contactó de nuevo con la empresa a la que había alquilado las pantallas para ofrecerse a comprarlas. La transacción, según las mismas fuentes, se cerró por 6.000 euros.

Herencia

La nueva presidenta de la Diputación, Luisa Pastor, trata de imprimir un giro de 180 grados a la gestión del presupuesto, acuciada —como todas las administraciones— por la merma de ingresos. La también alcaldesa de San Vicente, no obstante, se ha encontrado con que varias de las partidas presupuestadas para 2011 estaban prácticamente agotadas a mitad de año.

Como recuerdo, además, se queda con dos pantallas de plasma valoradas en 6.000 euros que, en el mejor de los casos, se usarán una vez cada cuatro años.