Un recurso prorroga la incógnita sobre el futuro de Ripoll en Alicante

Las diputaciones de Alicante y Valencia se constituirán en julio, en lugar de este mes

ALICANTE/VALENCIA Actualizado:

Los recursos contra algunos resultados electorales en las provincias de Valencia y Alicante retrasarán la constitución de las dos diputaciones. Si bien los nuevos ayuntamientos se constituyen mañana —excepto en aquellos donde hay recursos pendientes de resolución—, las corporaciones provinciales podrían tener que esperar a mediados del mes de julio.

Según explicaron fuentes populares, la constitución de la Diputación de Alicante —y por tanto la elección de su presidente, cargo que aspira a revalidar Joaquín Ripoll pese a la oposición de destacados referentes del partido— está pendiente del contencioso presentado por un partido independiente contra el resultado electoral de Benimeli, en la Marina Alta.

El retraso en la constitución prorrogará la incertidumbre sobre el nombre del futuro presidente de la Diputación, y otorga a Ripoll y a los alcaldes afines a la regional que abogan por relevarlo algo más de margen para desplegar sus respectivas estrategias.

El presidente provincial del PP busca la intercesión de la secretaria de Organización de Génova, Ana Mato —que aún no se ha pronunciado al respecto—. Mientras, los afines a la regional pretenden hacer valer su avance en la provincia (y el retroceso del PP en los feudos de los afines a Ripoll) para promover su relevo. Entre los nombres que se barajan como alternativa al presidente provincial destaca el de la alcaldesa de San Vicente, Luisa Pastor, aunque no se descartan tampoco los de sus homólogos en Novelda, Milagrosa Martínez, o Santa Pola, Miguel Zaragoza.

Contenciosos

En Benimeli, con solo 307 votantes, la mayoría absoluta se decantó a favor del PP por un solo voto de ventaja sobre los independientes Iniciativa per Benimeli. No obstante, esta formación recurrió la atribución al PP de un voto por correo, que podría cambiar la composición del pleno. Aunque el recurso fue rechazado por la Junta Electoral Central, la resolución definitiva está pendiente de un recurso contencioso ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad (TSJCV).

Según la ley electoral, aunque el resultado definitivo de Benimeli no alterará el reparto de escaños en el pleno de la Diputación, la Corporación provincial no puede constituirse hasta que no se hayan resuelto todos los recursos. De esta forma, las fechas que se barajan están entre el 8 y el 13 de julio.

Si finalmente el recurso fuese inadmitido por el TSJ —el plazo para recurrir acabó ayer, aunque el Tribunal no se ha pronunciado todavía al respecto—, la Diputación de Alicante podría constituirse el próximo 27 de junio, según las mismas fuentes, pero en ningún caso el día 20, como estaba previsto.

Por otra parte, la Diputación de Valencia —donde no hay discusión sobre la candidatura de Alfonso Rus— también retrasará su constitución y la elección de presidente. En este caso, como consecuencia de dos recursos, uno en Ontinyent y otro en Benetússer. En el primer caso, el recurso lo presentó Compromís al detectar que los resultados del recuento se atribuyeron de forma errónea a las distintas formaciones que concurrían. En el segungo, también se ha presentado un contencioso.