LA INTRUSA

¿Rebelde o neohippy?

El joyero Antonio Romero presenta la colección «Patadepalo» con un look guerrilleroy el diseñador Ramón Gurillo su nueva líneade otoño-invierno

Actualizado:

Valencia bulle de presentaciones, eventos, desfiles y piscolabis. Es la temporada alta de los cócteles. Hay para todos los gustos. En el que organizó el joyero Antonio Romero para presentar la colección Platadepalo predominó el cuero, con una estética a medio camino entre Judas Priest y el aroma «hippie» de los años setenta. Las piezas de esta firma mezclan de forma atrevida piedras semipreciosas con cuero o nylon. Así que para la presentación Antonio Romero customizó su joyería con el estilo rebelde de Platadepalo y puso una Harley-Davidson en el photocall. Como Borja Thyssen que siempre pone una moto en sus fotos, ya sea la Harley que tiene en su salón, ya sea la moto de agua que tiene en su piscina ibicenca (lo juro, salió en el ¡HOLA!). Y junto al pedazo de moto, Antonio Romero también puso en la joyería dos modelos guapérrimos sin camiseta, musculados y depilados. En plan John John Kennedy (que en paz descanse) un fin de semana en Hyannnisport. Unos cromos.

Para completar el paisanaje, un dj pinchó música en directo y por allí desfilaron la presentadora Carmen Alcayde, el diseñador Valentín Herráiz, las actrices Silvia Rico, Mª Josep Peris y Ana Conca, el artista Jarr, Alfredo Esteve, Cuchita Lluch, Javier Monedero y Rosa Sanchis, el galerista Sergio Adelantado, el constructor Salvador Vila y su esposa Esperanza con sus hijas, Esperanza y Cristina, o Juan Rico y su esposa Raquel. Todo muy animado. Sólo me faltó bailar en medio de la calle, como la Duquesa de Alba, descalza y con los dedos llenos de tiritas (los zapatos nuevos nos rozan a todas, seas noble o plebeya).

Y del look guerrillero de Platadepalo al neohippy de la colección que presentó el diseñador Ramón Gurillo en la tienda Ele&Ese de Elena Tarazona. Sin desfile de modelos, que ahora lo que mola es invitar a un pequeño grupo para que conozcan (y compren) la colección. Apunten la tendencia: se llama hacer un «trunk show».