Rajoy «prorroga» los mandatos de Camps, Fabra, Rus y Ripoll

El presidente retrasa el congreso nacional a 2012 y con ello el resto de cónclaves territoriales

VALENCIA Actualizado:

La decisión del líder del PP, Mariano Rajoy, de no celebrar el congreso nacional de los populares en estas fechas —cuando correspondería estatutariamente— y, por contra, convocar una convención política para finales de septiembre va a provocar que seprolongue la continuidad de los presidentes regionales y provinciales.

Los estatutos marcan que los congresos autonómicos y provinciales han de celebrarse dentro de los cuatro meses posteriores al cónclave nacional. Rajoy ha dejado sin fecha esta cita —aunque no tendrá lugar hasta 2012, después de las elecciones generales— y arrastra en ese retraso a los procesos congresuales de menor ámbito territorial.

Francisco Camps fue elegido presidente del PPCV con el 98% de los votos el 18 de octubre de 2008, por lo que sería a finales de este año cuando correspondería celebrar un congreso autonómico de carácter ordinario. En cualquier caso, éste se convocará después del nacional. Después será el turno de los provinciales y aquellos de carácter local.

A finales de 2012

En la misma situación se encuentra Carlos Fabra, quien fue elegido presidente provincial del PP de Castellón el 12 de diciembre de 2008, también con el 98% de los votos emitidos. Fabra había expresado su voluntad de dejar paso en el próximo congreso provincial a Javier Moliner, próximo presidente de la Diputación. Ahora deberá esperar a finales de 2012 si no quiere renunciar a la presidencia con anterioridad.

Dos días después que el líder castellonense fueron elegidos José Joaquín Ripoll como líder provincial alicantino (con cinco votos de diferencia sobre Manuel Pérez Fenoll) y Alfonso Rus como presidente provincial valenciano con el 97% de los votos.

Todos ellos quedan «renovados» hasta una fecha aún por determinar, que comenzará a contar cuando el congreso nacional comience la renovación de órganos de los populares.

Mariano Rajoy justificó su decisión —también contemplada en los estatutos : «Por el bien de los intereses del partido»— porque ahora «no tiene sentido meternos en líos internos» y sí sumar esfuerzos para sacar al país de la crisis económica. Así el 2012 será año de congresos en el PPCV y en el PSPV.