La UPV pondrá en 2013 en órbita el primer satélite valenciano
Simulación virtual del satélite PoliTech.1 - ABC

La UPV pondrá en 2013 en órbita el primer satélite valenciano

El PoliTech.1 captará imágenes de la Tierra y estudiará las capas de la atmósfera

VALENCIA Actualizado:

La Universidad Politécnica de Valencia (UPV) pondrá en órbita en 2013 un satélite equipado con tecnología para el desarrollo de las telecomunicaciones y el estudio de la Tierra y de sus capas atmosféricas, lo que constituirá el primer lanzamiento espacial de una institución académica española.

El satélite, presentado ayer por representantes de esta Universidad y de las empresas responsables de su diseño, es de dimensiones reducidas (diez centímetros de ancho por treinta de largo), pesa aproximadamente tres kilogramos y tiene un coste, incluido el lanzamiento, de unos 230.000 euros.

Su órbita se situará entre los 420 y los 500 kilómetros de distancia de la Tierra, y tendrá unos dos años de vida útil.

El «Politech.1», bautizado así por los responsables del proyecto, incluirá entre su equipamiento un sistema desarrollado por científicos de la NASA que sirve para analizar la composición de las capas atmosféricas y del viento solar.

También llevará una cámara telescópica para la toma de imágenes terrestres que están desarrollando investigadores de las escuelas de ingeniería de Geodesia, Cartografía, Topografía y Telecomunicaciones.

El satélite alojará además una serie de «novedosos» sensores de fibra óptica que serán probados en condiciones de vuelo espacial, proyecto que desarrolla el Instituto de Telecomunicaciones y Aplicaciones Multimedia.

Cuatro minutos al día

Los datos que recoja serán enviados mediante un transmisor de radiofrecuencia y una antena desplegable de tecnología plana, que llegarán a dos receptores situados en una azotea de la Ciudad Politécnica de la Innovación, edificio que alberga el Laboratorio Europeo de Alta Potencia Radiofrecuencia para Espacio.

El satélite será visible desde este punto durante unos cuatro minutos al día, tiempo en el que se realizará la descarga de datos que será posteriormente procesados.

Según explicó el responsable técnico de la misión en la

UPV, Vicente Boria, los prototipos de estas «cargas útiles», y el satélite en su conjunto una vez que hayan sido integradas, se medirán y validarán en condiciones de presión y temperatura muy similares alas de su órbita espacial. Su desarrollo se culminará el próximo año, tiempo durante el cual se negociará su puesta en órbita con diferentes empresas especializadas en el lanzamiento de satélites que operan desde Rusia, Brasil, China y Ucrania.

El director técnico de la empresa ilicitana EMXYS, Francisco García, destacó la importancia de los experimentos que realizará en el campo de las capas atmosférica, un espacio «poco entendido e impredecible».