El pacto en Benidorm se cocina a fuego lento

La concejal Gema Amor, dispuesta a integrarse en el gobierno del socialista Agustín Navarro, se deja ver en actos públicos con el ex edil que facilitó la moción de censura contra el PP

M. A. R.
ALICANTE Actualizado:

La historia se repite. La ex presidenta del PP de Benidorm, Gema Amor, ha dado su apoyo decisivo para mantener en la Alcaldía de la ciudad al socialista Agustín Navarro, que accedió al cargo en el pasado mandato gracias al respaldo del tránsfuga del PP José Bañuls. No es ningún secreto, pues ella misma se ha encargado de difundir la imagen en su perfil de Facebook. Mientras cierra los últimos flecos de su acuerdo con el PSOE, Gema Amor compartió mesa y mantel el pasado viernes con el tránsfuga Bañuls en un conocido restaurante de la ciudad, «Aurrerá». Al almuerzo, celebrado en el marzo de las Jornadas Gastronómicas de la Cuchara, también asistieron la ex secretaria de Bañuls, María del Carmen Martínez —hoy concejal de Movilidad en el equipo de gobierno socialista— y los ediles Vicente Juan Ivorra y Miguel Llorca, adscritos a Liberales de Benidorm, el grupo que encabeza Gema Amor.

Como ha informado ABC, Amor ya ha dado un primer paso para respaldar la gestión del alcalde socialista Agustín Navarro, que ha asumido 34 de sus propuestas para atajar la deuda municipal, que ronda los 135 millones de euros. Fuentes municipales indican además que está prácticamente cerrado para que Amor se incorpore al equipo de gobierno como teniente de alcalde de Turismo.

Impagos

Por otra parte, el Pleno municipal de Benidorm aprobó ayer un reconocimiento extrajudicial por importe de 2,5 millones de euros para abonar facturas pendientes de pagos a proveedores. La Corporación acordó pedir a la Generalitat que haga frente a los impagos que acarrea con la empresa constructora del centro Boca El Calvari, para que «se reanuden las obras a la mayor brevedad posible».