CORROCOCOS

«Nosaltres». O sea,«ellos»

Por OBDULIO JOVANI
Actualizado:

HAN ido a menos sus fanáticos, siguen sus nostálgicos, sus incondicionales -¿qué clase de cultura se puede hacer con incondicionales?-; siguen otros venerando al Fuster Santón, aunque en su momento aclarara que «a mi me han hecho referente los demás, no soy apóstol de ninguna agrupación»; aunque, dijo, «me vi obligado a escribir demasiadas cosas que yo, por mi interés intelectual o mi curiosidad no habría escrito nunca». Ciertamente, escribió el «Nosaltres» a tanto alzado, por cuenta de Max Cahner, conseller catalán. Enseguida emergieron los aduladores de siempre; los primeros, Mollá i Mira, en «De impura natione»: «La Raó, el Gran Pare, Vent i Núvol, Trascendència». Y Andreu Alfaro calificó a Fuster como el mejor filósofo del siglo. A lo que añade Manuel Lloris que si Fuster no hubiera escrito el «Nosaltres», hoy sería el pensador más grande de su calle...

Paso de largo de aquella etapa suya como falangista de carnet, de camisa azul y correaje, de yugo y flechas. Lo suyo es -fue- la «boutade». : «Es general que els historiadors enseñen historia. Pero tot alló que en ells no es erudició -i encara, encara- es política. De los científicos: «No son de fiar». De los románticos: «Son gente vulgarísima y predominantemente estúpida». Los Beatles «son murguistes, idiotes, nasals e insípits» De la Constitución dijo que «com a text pornográfic, en conec de millors»; del Himne Regional, que es «merdeta en solfa, la diarrea del per a ofrenar»; y lo que le oí decir:«yo soy hombre más de precio que de aprecio». Para acabar diciendo «yo no quise escribir una doctrina»

Fue en la primavera de 1962 cuando se publicó la primera edición del «Nosaltres». Le han venido rindiendo homenaje a lo largo del año, le están dando el empujón final. Con él se incumple lo que aconsejaba Einstein: «Todo hombre respetado, ningún hombre idolatrado». El «Nosaltres», para Clotas, para Montalbán, es un texto racista. Y para mí.