Los liderazgos del PP de Alicante

Un conseller y cuatro alcaldesas en el horizonte de los populares alicantinos

ALICANTE Actualizado:

La dimisión de José Joaquín Ripoll como presidente provincial del PP de Alicante ha puesto fin a un ciclo de siete años en el que los buenos resultados electorales se han alternado con constantes enfrentamientos con la dirección regional del partido. Se abre ahora un período transitorio, en el que el alcalde de Altea, Miguel Ortiz, ha asumido la presidencia del PP alicantino hasta el congreso provincial que, el próximo mes de junio, servirá para elegir a un nuevo líder.

Concluida la «era Ripoll», tras los magníficos resultados de las elecciones locales del 22 de mayo, cuatro alcaldesas se han convertido en los nuevos referentes populares en la provincia junto al actual conseller de Educación, José Císcar, quien cuenta con el respaldo expreso de la dirección regional del PPCV para pilotar el partido en Alicante a partir de junio.

Tras los comicios del 22-M, el PPCV optó por la alcaldesa de San Vicente, Luisa Pastor, para presidir la Diputación de Alicante. La viuda del conseller García Antón, una mujer especialmente querida en la provincia, se ha esforzado en cerrar las heridas en el seno del partido y ha asumido la bandera de la reivindicación del agua, todo un símbolo en el PP alicantino. Pero no encarna la renovación que busca en estos momentos la dirección regional.

Ése sí podría ser el rostro de Sonia Castedo, la alcaldesa de Alicante, cuyo triunfo en los recientes comicios locales fue arrollador. Su imagen está lastrada en estos momentos por el proceso judicial abierto en torno al «caso Brugal». Aunque en el partido se muestran convencidos de que la causa quedará finalmente archivada, podría perjudicar a sus aspiraciones.

Otra de las grandes vencedoras del 22-M fue la alcaldesa Mercedes Alonso, cuya mayoría absoluta acabó con tres décadas de hegemonía del PSOE en Elche. Aunque cuenta con la máxima confianza de la dirección regional, su prioridad es afianzar ahora la gestión del Ayuntamiento, que el ex alcalde Alejandro Soler dejó en una situación financiera crítica. La alcaldesa de Elda, Adela Pedrosa, cuenta con el respaldo de Federico Trillo, pero no tiene suficientes apoyos en la provincia para aglutinar a todo el partido. Un papel que parece reservado para el conseller José Císcar, cuyo talante conciliador encarna la nueva etapa que ahora se abre.