Jornada de rencillas en Benidorm

Ripoll le niega el saludo a Pérez Fenoll y dice que no tiene prisa por decidir su futuro en el PP

ALICANTE Actualizado:

El presidente provincial del PP de Alicante, Joaquín Ripoll, aún no ha digerido la decisión de sus compañeros de partido de desalojarle de la Presidencia de la Diputación. Lo demostró ayer en Benidorm donde, ante numerosas autoridades, le negó el saludo al ex alcalde popular Manuel Pérez Fenoll, uno de los hombres más próximos al presidente Camps en la provincia.

Joaquín Ripoll había acudido al acto de presentación de la etapa de la Vuelta Ciclista que pasará por Benidorm el próximo 20 de agosto. Pérez Fenoll estaba sentado entre el público y, cuando vio a Ripoll entrar en el auditorio, se puso en pie y se acercó a él con la mano tendida para saludarle.

«Déjalo, Manuel, déjalo», fue la fría respuesta que pronunció el presidente provincial, mientras pasaba de largo sin volver la mirada negándose a devolverle el saludo. «¡Qué poca educación!», replicó Pérez Fenoll visiblemente contrariado. Tras el desplante a uno de sus compañeros de partido, Ripoll se mostró en cambio extraordinariamente afectuoso con el alcalde socialista Agustín Navarro.

A preguntas de los periodistas, Ripoll aseguró que no tiene «ninguna prisa» en decidir sobre su futuro en el PP. «¿En la vida tú descartas algo?», replicó a un periodista que se preguntó sobre el riesgo de que haya una escisión en el partido.