Interior ha construido 18 comisarías y 12 cuarteles tras anular los de la región

El Gobierno invoca la crisis para parar la comisaría de Torrevieja y el cuartel de Finestrat

D. MARTÍNEZ
ALICANTE Actualizado:

La seguridad ciudadana ha sido, pese a las recientes incorporaciones de agentes de la Policía Nacional, una de las áreas más descuidadas por el Gobierno central en la Comunidad Valenciana en las dos últimas legislaturas. La crisis y la falta de presupuesto aducida por el Ejecutivo han aplazado y hasta anulado los proyectos para construir varias comisarías y cuarteles de la Guardia Civil en la región.

Pero las dificultades económicas no han impedido que el Ministerio del Interior realice una fuerte inversión en esta materia en otras regiones, incluso después de excusarse con la falta de presupuesto para anular proyectos como la Comisaría de Torrevieja o el cuartel de la Guardia Civil de Finestrat (Alicante). En la mayoría de los casos, además, las nuevas infraestructuras se han acometido en municipios gobernados por el PSOE.

En marzo de 2009, Interior remitía una carta al alcalde de Torrevieja, Pedro Hernández Mateo, para anunciarle que la crisis obligaba a postergar el proyecto de la Comisaría de la Policía Nacional en Torrevieja. A pesar de que se trataba de una promesa electoral de Zapatero en 2004, y de que el Ayuntamiento ya había invertido 2,4 millones de euros en la redacción del proyecto y el solar, Alfredo Pérez Rubalcaba explicaba que «el cambio de ciclo» económico «obliga a posponer temporalmente» la infraestructura.

En cambio, la crisis no parece haber afectado por igual a todos los proyectos del Ministerio. De hecho, desde que se anuló la Comisaría torrevejense, el Ejecutivo ha inaugurado o comenzado las obras de hasta 18 comisarías en distintas comunidades. La última, la que hoy «abrirá» en el barrio de Parquesol de Valladolid el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho.

Alcaldes del PSOE

Las comisarías que se han construido tras aplazar la de Torrevieja se encuentran en Cáceres, Palma de Mallorca, Logroño, Mérida, Miranda del Ebro, Puerto Llano, Ibiza, Almendralejo, Sanlúcar de Barrameda o Plasencia, localidades todas ellas gobernadas por el PSOE. Con el añadido de que, en el caso de Ibiza, el Consejo de Ministros aprobó una modificación del Plan General de Ordenación Urbana para posibilitar la construcción.

También ha comenzado las comisaría de Puerto Real, en cuya inauguración el propio ministro agradeció al alcalde, José Antonio Barroso, de IU, que cediese el edificio, al considerar que había ido «más allá» de lo que estaba obligado. En cambio, en Torrevieja se exigió al Consistorio el suelo y la redacción del proyecto, para finalmente anular el proyecto.

Sevilla, Móstoles, Valdepeñas, Vigo, Cabra y Écija también cuentan con nuevas comisarías o han visto cómo comenzaban las obras después de anularse la torrevejense. Todas ellas, como en los casos anteriores, están gobernadas por el PSOE.

Un solo cuartel

Lo más llamativo es que Rota, en Cádiz, cuenta con una nueva comisaría —terminada a falta de inauguración— construida en los mismos términos que la proyectada en Torrevieja: cesión del terreno y redacción del proyecto, a través de un convenio firmado entre Consistorio y Ministerio. Con la salvedad de que dicho convenio se firmó en 2007, tres años después de que lo hiciera Hernández Mateo.

La disparidad de criterios para construir nuevas instalaciones, con la crisis como excusa para anular las proyectadas en la Comunidad Valenciana , se aplica también a los cuarteles de la Guardia Civil. Pese a que muchas de estas instalaciones presentan un estado ruinoso, Interior se ha negado incluso a firmar un convenio para cofinanciar con el Consell la rehabilitación de cuarteles.

Pero tampoco ha construido nuevos cuarteles en los últimos años, a excepción de los de Villajoyosa (que era en realidad una rehabilitación financiada con el Plan E e iniciada cuando gobernaba el PSOE) y Morella, la localidad que gobierna el portavoz adjunto del PSPV en las Cortes y cabeza visible del sector lermista en la Comunidad, Ximo Puig.

En cambio, el Gobierno acaba de negar que exista presupuesto para acometer el nuevo cuartel de la Guardia Civil en Finestrat. En una respuesta parlamentaria al senador popular Agustín Almodóbar, el Ministerio explica que «no existe previsión presupuestaria para la construcción».

Y, sin embargo, entre 2010 y 2011 se han levantado doce cuarteles más, y se han inaugurado diez, en distintas comunidades autónomas. Así, el más reciente es el de Oleiros (La Coruña), inaugurado el pasado martes por el secretario de Estado de Interior, Antonio Camacho.