El Gobierno delega la tramitación de miles de informes de extranjería

La Comunidad reclama financiación para hacer frente a las nuevas funciones

M. M.
VALENCIA Actualizado:

La Generalitat ha recibido de forma positiva la modificación del reglamento de la Ley de Extranjería, aprobada ayer en el Congreso de los Diputados, que supone en la práctica la asunción de nuevas obligaciones y competencias por parte de las comunidades autónomas y los ayuntamientos. Según el texto provisional, el Gobierno traspasará la elaboración de los informes necesarios para que un inmigrante pueda, entre otros trámites, acreditar su integración para legalizar su situación mediante la cláusula de arraigo o informar sobre el estado de su vivienda para el reagrupamiento familiar.

No obstante, el conseller de Solidaridad y Ciudadanía, Rafael Blasco, ha indicado que el Gobierno central debe de acompañar este traspaso de competencias de la financiación adicional necesaria. En su opinión, será necesario recibir más recursos personales y materiales para asumir correctamente la elaboración de miles de informes, unos ochenta mil más.

La reforma del reglamento dota de la «máxima relevancia» a la acreditación por parte del extranjero de su adaptación a las costumbres y los valores españoles; un certificado que en la Comunidad Valenciana ya existe con el nombre de Compromiso de integración, expidedido por las Escuelas de Acogida. Para Rafael Blasco, esto demuestra que el Consell «ha hecho los deberes en materia de extranjería por un ejercicio de responsabilidad»