Génova ignora la petición de Ripoll para continuar en la Diputación

El comité electoral nacional del PP se limita a confirmar a los candidatos en las capitales

VALENCIA Actualizado:

El presidente del Partido Popular alicantino, José Joaquín Ripoll, intentó en el último comité provincial de la formación condicionar los tiempos que ha marcado la dirección nacional para la elección de los candidatos a las diferentes Diputaciones.

Ripoll, presuroso por despejar las dudas sobre su futuro político, presionó a Génova con su autoproclamación como candidato, sabedor de que no era una competencia del comité provincial. Pese a todo, envió su propuesta, junto a las de otros candidatos a Alcaldías.

El comité electoral nacional, presidido por Miguel Arias Cañete, se reunió en la tarde de ayer y, tal y como estaba previsto, ignoró la petición de Ripoll por extemporánea. De hecho, ni siquiera se analizó, ya que el objeto de la cita era aprobar las candidaturas (sólo el cabeza de lista) de municipios que son capitales de provincia.

El pasado 19 de enero se aprobaron 25 candidaturas y en la jornada de ayer se dio el visto bueno a las 32 restantes. Entre ellas se encontraban las tres capitales de provincia de la Comunidad Valenciana. El amplio consenso alcanzado para las candidaturas de Rita Barberá en Valencia, Sonia Castedo en Alicante, y Alberto Fabra en Castellón, evitó las sorpresas y los tres fueron confirmados como candidatos. Esta oficialización se escenificará en un acto que se desarrollará los próximos viernes y sábado en Toledo, donde el PP desarrollará una ceremonia de proclamación de los candidatos designados ayer. Además, se acordará el programa marco local con el que los populares PP concurrirán a la cita de próximo 22 de mayo.

Barberá acudirá a las urnas por sexta vez como cabeza de cartel del PP. Desde el año 1991 gobierna en la ciudad y las expectativas electorales la sitúan como clara favorita por delante de Joan Calabuig. Barberá aspira a ganar un escaño más (22) y obtener así una marca que sería histórica, al copar los dos tercios del hemiciclo.

Sonia Castedo se mide por primera vez a sus rivales como cabeza de lista, ya que su llegada a la Alcaldía se produjo por vía interna cuando sustituyó a Luis Díaz Alperi, que renunció al cargo. Las encuestas también la consideran favorita y le colocan como una de las figuras emergentes del PP autonómico.

El resto de la lista, a debate

Castedo deberá «lidiar» ahora con otro problema relacionado con la inclusión o no de José Joaquín Ripoll en la lista municipal. Hasta la fecha el presidente provincial tiene difícil repetir y su desplante a la dirección nacional por su autoproclamación puede dificultarle aún más la tarea.

En Castellón, Fabra está claramente consolidado como alcalde. Gobierna desde el año 2005. Ya ha pasado la reválida de las urnas en una ocasión, a diferencia de Castedo, y los sondeos apuntan a que podrá agrandar la diferencia con el PSPV, cuya lista volverá a encabezar Juan María Calles.