Gabilondo pide ahora encabezar la lista del PSOE por Valencia

La exigencia del ministro choca con el nombramiento de Rodríguez-Piñero

VALENCIA Actualizado:

La imposición del ministro de Educación, Ángel Gabilondo, como integrante de la lista del PSOE al Congreso por Valencia ha causado muchos dolores de cabeza al secretario general del PSPV, Jorge Alarte, ya que deberá desplazar a uno de los elegidos previamente a puestos sin opciones reales de lograr un escaño.

La situación aún se ha agravado más al reclamar Gabilondo que si iba por Valencia debería hacerlo como número uno y no por detrás de Inmaculada Rodríguez-Piñero que fue la cabeza de lista confirmada por Alarte hace escasas fechas.

Desde el principio se vio que estéticamente no quedaba bien que un ministro secundara a una secretaria general de Infraestructuras y finalmente esa situación ha estallado. Las posibilidades aún están muy abiertas, pero se deben solucionar en breve.

La prueba del algodón de que existe el conflicto es que el propio Gabilondo aún no ha dicho absolutamente nada sobre su inclusión en la lista por Valencia. La opción más factible en estos momentos es que el ministro de Educación lidere otra lista del panorama nacional donde no se haya anunciado aún el cabeza de cartel como sí sucede en Valencia.

Si finalmente Ferraz no lograra encajar las piezas, las posibilidades se reducen y apuntan a un conflicto serio. Si Gabilondo fuera nombrado «número uno» por Valencia, Alarte quedaría seriamente desautorizado y su liderazgo puesto en entredicho en una cuestión fundamental.

La tercera posibilidad es que se respete que Piñero vaya como primera y el ministro se conforme con el segundo puesto, algo que ayer explicitó que no está dispuesto a asumir.

Esta situación ha disgustado a muchos militantes del PSPV, que ven como este tipo de imposiciones lastran las posibilidades de dirigentes que sí han estado dando la cara durante años en la Comunidad. La experiencia de María Teresa Fernández de la Vega en 2008 fue paradigmática en ese sentido. Pero al menos De la Vega sí es valenciana, aunque no tenía raíces en el PSPV y se había presentado a las elecciones generales por diferentes circunscripciones como Jaén, Segovia o Madrid. En el caso de Gabilondo esa falta de conexión con el PSPV es aún mayor.

Rodríguez-Piñero, quien ayer estuvo en valencia, no ha querido echar más leña al fuego de este agrio desencuentro y calificó como un «privilegio» que la candidatura del PSOE al Congreso por Valencia incluya al ministro de Educación.

Matizó, eso sí, que «los militantes y los órganos de dirección del partido decidirán los candidatos y su orden de inclusión».

Más aún, dejó en el aire la posibilidad de que Gabilondo esté en la lista y explicó que «primero tiene que estar y, si está, se implicará, porque es una persona que se implica siempre en todo».