Fabra encuentra el «total apoyo» de Rus a su estrategia orgánica

El presidente ejercerá un liderazgo «firme» y busca ampliar la hegemonía del PPCV

VALENCIA Actualizado:

El presidente regional, Alberto Fabra, mantuvo ayer un encuentro de algo más de una hora con el presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, del cual el proyecto popular salió muy reforzado. La reunión fue calificada por el entorno de ambos como «fructífera» y promete una colaboración institucional que, según Fabra, «redundará en la mejora de la calidad de vida de los valencianos».

A nivel orgánico, Fabra contará con el «total apoyo» de Rus, quien le garantizó que pondrá a su disposición todo el partido en la provincia para afrontar, de manera más inmediata, las elecciones generales, y a largo plazo todos los retos que quedan para esta legislatura.

En el encuentro se reiteró el objetivo de alcanzar un millón y medio de votos el 20-N para propiciar el cambio de Gobierno en España, y se diseñó un calendario para que Alberto Fabra visite a partir de septiembre las comarcas valencianas y así empezar a proyectar su incipiente liderazgo autonómico.

Lo reciente del acceso a la presidencia no impedirá a Fabra ejercer con «firmeza» su criterio, según le explicó a Rus, al que prometió —como al resto de referentes del partido— hacerlo partícipe de las principales decisiones que vaya a adoptar.

«Comentaré con Alfonso las necesidades para cubrir algún puesto y, lógicamente, buscaré su consejo para poder ocupar esos puestos con las mejores personas posibles», explicó Fabra en su comparecencia. Rus agradeció sus palabras, pero matizó que «al presidente nunca se le puede imponer nada porque, de lo contrario, se estaría coartando su libertad».

El presidente regional fue preguntado por la situación de su antecesor en el cargo, Francisco Camps, y su ingreso en el Consejo Jurídico Consultivo. «Es una decisión personal amparada en la legalidad, así que tiene todo el derecho del mundo», dijo el también jefe del Consell para zanjar así la cuestión.

En cuanto a la decisión del presidente provincial del PP de Alicante, José Joaquín Ripoll, de apuntarse al paro, Fabra se limitó a explicar que «aquellas personas que quieran sumar tienen cabida en este proyecto».

Fue una frase algo enigmática pero fuentes de toda solvencia indican que Fabra trabaja para que Ripoll tenga un cargo en la Autoridad Portuaria de Alicante, pese a la oposición inicial de la alcaldesa de la ciudad, Sonia Castedo.