Fabra y Rus avanzan hoy en la construcción del proyecto de 2015

El presidente regional recibe al provincial en un encuentro precedido de polémica

VALENCIA Actualizado:

El traspaso de poderes entre Francisco Camps y Alberto Fabra generó mucho ruido interno. En cambio, el poco externo que se escuchó llegó de la mano del presidente provincial del PP de Valencia, Alfonso Rus. Al dirigente provincial no le gustaron las formas —el no ser consultado—, aunque no cuestionó al elegido.

Esta situación se solventó a las 48 horas, cuando Fabra y el propio Rus se vieron en las Cortes donde son parte del grupo parlamentario. No hubo frialdad, ni siquiera exigencias del presidente provincial y sí un público «respaldo» al nuevo presidente que se formalizó después de un comité ejecutivo provincial encabezado por el propio Rus.

En ese ambiente, ya relajado, Fabra recibe esta tarde al presidente provincial para empezar la construcción del proyecto popular para 2015. La primera parada son las elecciones generales y es de esperar que Alfonso Rus tenga cierta autonomía para elaborar la lista al Congreso a partir del puesto tres o cuatro de la candidatura.

Fabra no va a poner reparos, siempre que haya sintonía con la dirección regional, y eso es clave para consolidar el liderazgo autonómico de Alberto Fabra. Rus no se ha caracterizado por pretender convertir la provincia en un «reino propio» al estilo de lo que sí ha practicado Carlos Fabra y en mayor medida —con dosis de deslealtad— José Joaquín Ripoll en Alicante.

La reunión de hoy es simbólica para frenar con vistas al exterior cualquier atisbo de división del partido después de la dimisión de Francisco Camps. Tanto el entorno de Rus como el de Fabra dan por hecho un encuentro cordial y de colaboración, como ha sido la tónica entre ambos en la campaña electoral autonómica y local.

Reuniones comarcales

El objetivo que se ha marcado el presidente regional de alcanzar el millón y medio de votos en las elecciones generales del próximo 20 de noviembre pasa por no tener un pinchazo en la provincia de Valencia, que es el granero principal de votos del PP por la gran concentración de electores en la capital del Turia. En ese sentido, la colaboración también va a ser amplia, puesto que Rus va a mantener reuniones con los presidentes comarcales durante el presente mes de agosto para marcar el calendario y la estrategia de los encuentros a celebrar en cada comarca a partir de septiembre.

Cena de Benicàssim

Alfonso Rus sí tiene previsto acudir a la cena del próximo 2 de septiembre que abrirá en Benicàssim el curso político de los populares valencianos y que para Fabra es una reválida interna frente a los principales dirigentes y también ante los militantes. Será un gesto definitivo hacia la distensión.

En la cita de hoy también podría analizarse la relación entre la Generalitat y la Diputación de Valencia y las cuestiones que quedan pendientes de pago en las que la corporación provincial sale claramente perdiendo.