Educación adaptará el modelo trilingüe al mapa comarcal

El peso del valenciano y del castellano se definirá en función de la lengua que predomine

L. TORRES
VALENCIA Actualizado:

El decreto que implantará el modelo de educación trilingüe en la Comunidad Valenciana aplicará el criterio comarcal para la distribución del porcentaje de horas lectivas en castellano y valenciano. El departamento que dirige José Císcar primará aquella lengua que predomine en cada comarca. En algunos casos, como la Vega Baja en la provincia de Alicante o el Rincón de Ademuz en la de Valencia, tendrá mayor peso el castellano. En comarcas en la que el valenciano predomine en la mayoría de la población se dará la situación inversa, de acuerdo con las fuentes consultadas por este periódico.

En la actualidad, el borrador del decreto se encuentra en fase de alegaciones. En todo caso, el conseller de Educación ratificó ayer que la voluntad de la Generalitat, más allá de los porcentajes, pasa por que los alumnos «hablen castellano, valenciano e inglés». En todo caso, advirtió de que «no se va a discutir» que una tercera parte del programa «como mínimo» se imparta en inglés.

Escasa formación

No obstante, el principal escollo para llevar a término los planes de Educación se sitúa en el déficit de formación del profesarado para poder aplicar el modelo trilingüe en lo que respecta a la lengua inglesa.

Para ello, se potenciarán los cursos voluntarios para el personal docente. Mientras, el porcentaje mínimo de enseñanza en inglés quedará fijado en el diez por ciento del programa educativo, de acuerdo con las fuentes consultadas.

Císcar despejó ayer las dudas surgidas respecto al borrador del decreto sobre trilingüismo tras presentar las nuevas pruebas para la obtención directa del título de Bachiller para personas mayores de veinte años.

El conseller aseguró que actualmente Educación está clasificando las propuestas recibidas por la comunidad educativa para modificar el decreto y ver qué puntos hay en común entre todas las partes, así como las divergencias, para intentar modificar el documento.

Se modificará «seguro»

El titular de Educación aseveró que «seguro» va a haber una modificación de la actual propuesta, si bien anticipó que aunque se puede cambiar el decreto aprobado bajo el mandato del anterior conseller, Alejandro Font de Mora, o redactar uno nuevo, «en la práctica el resultado va a ser el mismo».

En este sentido, Císcar explicó que la intención de la Conselleria es alcanzar un consenso con todas las partes implicadas en la reforma del decreto, aunque insistió en la idea de que no entra en discusión que una tercera parte «como mínimo» de los contenidos educativos sea en inglés.