Dirigentes del PP de Alicante proponen a Luisa Pastor para relevar a Ripoll

El presidente provincial sale debilitado al perder la Alcaldía sus principales apoyos en la provincia, mientras los críticos multiplican su influencia

ALICANTE Actualizado:

Una vez superadas las elecciones municipales, en las que el PP puede llegar a copar —en función de los pactos donde no tiene mayoría absoluta— un centenar de alcaldías en la provincia de Alicante, llega el momento de afrontar el debate sobre la presidencia de la Diputación.

Los populares alcanzarán veinte diputados en el pleno provincial, por once del PSOE. El actual presidente, Joaquín Ripoll, logró colocarse como «número dos» en la lista de la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, como paso previo para intentar optar a un tercer mandato. Sin embargo, los dirigentes más próximos a la dirección regional —que han visto multiplicada su influencia con victorias en plazas como Elche, San Juan o Novelda, así como con el espectacular crecimiento en Alicante, donde se alcanzaron los 18 concejales— prevén forzar el relevo de Ripoll por la alcaldesa de San Vicente, Luisa Pastor.

Según fuentes conocedoras de la operación, se han barajado varios nombres para intentar el relevo de Ripoll. Entre ellos, los de la presidenta de las Cortes y alcaldesa electa de Novelda, Milagrosa Martínez; la munícipe de Elda, Adela Pedrosa; o el de Santa Pola, Miguel Zaragoza. No obstante, el que se perfila con fuerza es el de Luisa Pastor, que se convertiría en una candidata de consenso.

Pastor cuenta con el aval de sus magníficos resultados en San Vicente del Raspeig, al tiempo que mantiene una excelente relación con la cúpula regional del PP. Asimismo, su candidatura no generaría tanto rechazo entre los partidarios de Ripoll, según las mismas fuentes. Pastor goza además de una imagen de gestora eficaz entre los empleados de la institución provincial.

Ripoll ha salido debilitado de los comicios, pese al buen papel del PP. Tras el abandono de Gema Amor, sus principales apoyos han protagonizado unos resultados más que discretos. Así, Jorge Sedano, en Alcoy, no podrá gobernar merced al pacto entre PSOE, Bloc y EU.

En Orihuela, los partidos de la oposición se preparan para desalojar de la Alcaldía a Mónica Lorente —su principal opción para pactar, Claro, ya ha rechazado dicha posibilidad—. Y en Villena, Celia Lledó está a merced de Villena Centro Democrático, formado por los ediles que abandonaron el PP.